EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Huarmey y el aporte de la empresa privada

Política

Huarmey y el aporte de la empresa privada

20 de Marzo del 2017

Antamina apoya al norte chico ante los desastres naturales

Huarmey, en la región Ancash, es una de la provincias más golpeados por los huaicos caídos en las últimas horas a causa del Fenómeno de El Niño Costero. Hasta ahora las cifras son de terror: 350 casas inundadas por los huaicos, seis personas muertas, dos desaparecidas, más de 40,000 personas damnificadas y la producción agrícola afectada de forma total. En semejante escenario una empresa privada, Antamina, ha desplegado su apoyo y ayuda en estos momentos aciagos para los pobladores de este distrito.

Desde el día 15 de marzo Antamina (complejo polimetálico que incluye uno de los yacimientos de cobre más importantes del Perú), junto a las autoridades de Valle Fortaleza (en la vía Pativilca-Conococha) y el Ministerio de Transportes, siguen trabajando para restablecer el tránsito hacia la ciudad de Huaraz. Los huaicos y el desborde del río en alguno sectores han interrumpido el paso entre los kilómetros 42 y 68, y Antamina desplegó más de cincuenta unidades de equipos y maquinarias para abrir la carretera, importante vía de abastecimiento entre la sierra y la costa (Callejón de Huaylas y Pativilca).

Además, Antamina ha dispuesto veinte motobombas, dos grupos electrógenos y 7,000 litros de agua para la ciudad de Huarmey, cuyos poblados hoy están sumergido en el agua de las lluvias. El mismo alcalde del distrito, Miguel Sotelo, pidió al presidente Pedro Pablo Kuczynski y al PCM, Fernando Zavala, que el gobierno actúe de forma inmediata. Sin embargo, la empresa privada ha sido una de las primeras en actuar.

La provincia de Huarmey no forma parte de la zona de influencia directa de la empresa minera, pero Antamina ha colaborado siempre con las provincias y distritos en la costa de Ancash. Entre el 2005 y el 2012 la minería moderna, a través del canon, aportó más de S/. 5,000 millones a la región Ancash; además de S/. 770 millones como complemento del llamado Programa Minero de Solidaridad o Fondo Minero. No obstante, los avances del presupuesto y de la obra pública son todavía débiles en los distritos que recibieron más canon.

En el 2014 la empresa minera Antamina, con el objetivo de mejorar la eficiencia de la gestión pública en los distritos donde tiene influencia directa o indirecta, diseñó un programa para fortalecer las capacidades de la gestión local, promover la institucionalidad en los espacios de participación ciudadana y empoderar a las organizaciones sociales de base. De alguna manera, Antamina apuntaló la labor del Estado central. Solo en el primer año de iniciado el programa, once distritos (San Marcos, Huari, Huallanca, Valle Fortaleza, Huarmey, Chiquián, San Pedro de Chaná, Llata, Puños, Huarmey) que pertenecen al área de influencia directa o indirecta de la empresa han sido los beneficiados con este programa, además de 50 organizaciones de base y 19 espacios de concertación social.

La empresa privada se ha puesto la camiseta en estos momentos de dolor para los pueblos de la costa peruana. Algunos radicales, que están en contra de la inversión minera, le han declarado la guerra y no reconocen el enorme apoyo que esta brinda, ni la fructífera alianza entre lo público y lo privado

Fotografía: Antamina