EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Empresas privadas persisten en Huarmey

Política

Empresas privadas persisten en Huarmey

5 de Abril del 2017

Antamina continúa con los trabajos de reconstrucción

Luego de los huaicos y lluvias, Huarmey se viene levantando con el decisivo apoyo de la empresa privada, la sociedad civil organizada y el Estado. Los resultados hasta ahora son sorprendentes y todo indica que Huarmey puede ser un ejemplo de una verdadera alianza entre lo público y lo privado. Frente al desastre en el norte chico, empresas como la compañía minera Antamina, ubicada en Ancash, han redoblado sus esfuerzos para contribuir a la reconstrucción.

Como ya sabemos, los huaicos y las lluvias dejaron un trágico saldo: más de 40,000 damnificados, 1,500 viviendas afectadas, tres muertos, infraestructura educativa y de salud inservible, y las calles de la ciudad inundadas durante más de una semana por las aguas sucias. Sin duda, toda una calamidad. Sin embargo, Antamina así como sus socios estratégicos —Atlantic, OHL y SIHVE— reaccionaron de forma rápida, a pocas horas de sucedido el desastre. Esta actitud loable de parte de la empresa minera se sumó a las de más de setenta compañías que también participan en la limpieza y reconstrucción de calles, descolmatación de ríos y tareas de prevención. Una de estas empresas es Ferreycorp (Ferreyros) que hasta el momento ha destinado alrededor de S/. 4 millones en uso de maquinaria para las zonas afectadas. Todo esto se ha logrado en coordinación con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Antamina y sus socios estratégicos han colocado alcantarillas que permitirán acelerar la evacuación de las aguas estancadas en los barrios de La Victoria, Nery y Santo Domingo. Además, de forma sostenida se viene evacuando las aguas, en coordinación con la empresa minera y las autoridades locales. En los sectores más afectados se han utilizado volquetes, retroexcavadoras y otros equipos que apoyan las labores de limpieza y desaguado. La energía eléctrica y el alumbrado público también han sido restituidos luego de varios días sin el servicio. Antamina y otras compañías realizaron un trabajo conjunto de limpieza para recuperar la subestación de Hidrandina, inundada por los huaicos y las lluvias.

Pero la demostración más importante de que Huarmey se levanta luego del desastre es que a partir de los primeros días de abril el Museo Nacional de Chavín volverá a abrir sus puertas. A ello debemos añadir la recuperación del Obelisco Tello. Ambos son los mayores atractivos turísticos en la provincia. Vale recordar que Huarmey se estaba convirtiendo en un destino turístico importante debido a sus playas. Sin embargo, la economía organizada alrededor del turismo se ha visto afectada. Hoteles y restaurantes han sufrido los embates de las lluvias.

Antamina se ha puesto de pie junto a sus colaboradores con el voluntariado denominado “Tiempo de dar”. Este grupo organizó una campaña en todas las sedes de la empresa para enviar productos de primera necesidad, agua y ropa; sobre todo al sector de Nery, el más afectado. También habría que agregar que en los días previos la compañía minera entregó más de 35,000 litros de agua y puso a disposición veinte motobombas; y que con la Dirección Regional de Salud coordina la distribución de equipos de fumigación y el plan de manejo de residuos sólidos.

A pesar del silencio de algunos medios de comunicación, resulta loable que las empresas acompañen y ayuden a esta ciudad devastada por las lluvias y los huaicos.