Política

El regreso del mando terrorista

Preocupación nacional por excarcelación de senderistas

El regreso del mando terrorista
  • 19 de abril del 2018

 

La excarcelación de Osmán Morote y de Margot Liendo, dos integrantes de la cúpula de Sendero Luminoso, ha desatado una justificada indignación ciudadana ante las negligencias cometidas por el sistema de justicia en el Perú. No se puede justificar el arresto domiciliario del que ahora gozan dos dirigentes del terrorismo maoísta, escudándose en que se cumplieron las penas. La verdad de las cosas es que ambos terroristas han recuperado toda la capacidad de comunicarse con las bases y los militantes de Sendero Luminoso por la lentitud del Poder Judicial en sentenciar a Morote y Liendo por la matanza de 108 campesinos en el poblado ayacuchano de Soras y por el sangriento atentado de Tarata. En los dos procesos se vencieron todos los plazos establecidos para la prisión preventiva.

La conducta del Poder Judicial revela la forma como el Estado y la sociedad han venido perdiendo la memoria con respecto a la vesania y el terror que desató Sendero Luminoso en los años ochenta. Y también demuestra que las campañas de la izquierda en contra de la acción contrasubversiva del Estado y las Fuerzas Armadas también tiene efectos perniciosos para la seguridad del país. Las imágenes de Abimael Guzmán celebrando y abrazando a Morote por su excarcelación grafican con crudeza cómo estos grupos recuperan la iniciativa en medio del desconcierto de la sociedad y los partidos democráticos.

¿Qué hacer frente a esta situación? Se debe movilizar a la opinión pública alrededor de la necesidad de que el Estado pase a la ofensiva frente a los grupos terroristas que reorganizan sus mandos políticos nacionales. Las variables de esta nueva actitud del Estado deberían ser la recentralización de la inteligencia sobre el proceso de reorganización del maoísmo, y un Ministerio Público y un Poder Judicial más comprometidos con la celeridad en los procesos contra el terrorismo.

Sin embargo, enfrentar la reorganización del maoísmo no solo es una responsabilidad del Estado, sino de toda la sociedad; particularmente de los partidos políticos que se proclaman democráticos y defienden las libertades políticas y económicas. La clase política no debe volver a cometer el terrible yerro de los ochenta. Es decir, la renuncia a la confrontación ideológica en las universidades y en las organizaciones sociales de las ciudades y las áreas rurales. Al senderismo maoísta no solo se le debe combatir con la fuerza del Estado y la dureza de las leyes penales sino, sobre todo, con la fuerza de las ideas que demuestran que el proyecto comunista, que la locura colectivista maoísta, es una fórmula trasnochada que ha fracasado en todo el planeta y que ha desatado ríos de sangre en los Andes (sobre todo la sangre de los más pobres) y que ha engordado los cementerios..

Los amigos de la izquierda, que suelen armar campañas en defensa de los Derechos Humanos y convocan a marchas a diestra y siniestra, hoy tienen la oportunidad de sacudirse de cualquier acusación acerca de tolerancias con las organizaciones terroristas. Quizá la mejor manera de hacerlo sería convocando a una marcha contra la excarcelación de Morote y Liendo.

Pero al margen de cualquier ironía, los partidos democráticos del Perú deberían empezar una campaña sin descanso en contra de las excarcelaciones de mandos terroristas por las negligencias del sistema de justicia. También deberían recuperar la memoria sobre las masacres del maoísmo senderista en los ochenta y convocar a una gran movilización del país en contra de la posibilidad de que resurjan las organizaciones subversivas en el Perú.

 

  • 19 de abril del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

¡Carrera populista entre Ejecutivo y Legislativo!

Política

¡Carrera populista entre Ejecutivo y Legislativo!

  El presidente Martín Vizcarra con su extraña e i...

20 de agosto
Sin acuerdos no hay reformas

Política

Sin acuerdos no hay reformas

  Algunos sectores políticos consideran que fomentar la c...

14 de agosto
¿La reforma judicial no era prioritaria?

Política

¿La reforma judicial no era prioritaria?

  Los proyectos de reforma política que el presidente Mar...

13 de agosto

COMENTARIOS