EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
¡Chumbivilcas se desarrolla!

Política

¡Chumbivilcas se desarrolla!

3 de Julio del 2017

Entre 2009 y 2013 la pobreza se reduce en ¡30%!

La minería moderna es uno de los grandes motores de crecimiento, reducción de pobreza y creación de empleos en el Perú. Basta mirar el aporte y los efectos en el sur peruano para sostener que sin la minería no habría progreso económico ni desarrollo social. Hoy mientras un paro —organizado por el gremio de maestros, SUTEP, en coordinación con líderes antimineros— bloquea las carreteras del denominado Corredor Minero del Sur (zona que agrupa a los principales proyectos mineros como Las Bambas, Antapaccay y Constancia) tenemos datos que corroboran de forma irrefutable que la minería moderna ha significado un cambio cualitativo en la vida de cientos de familias en Chumbivilcas. ¿Cómo así?

Chumbivilcas es una de las trece provincias que conforman la región Cusco, y entre tres de sus distritos —Livitaca, Chamaca y Velille— se ubica el proyecto minero Constancia, de la concesionaria Hudbay. Uno de los datos más importantes es que en Chumbivilcas, entre el 2009 y el 2013, la pobreza se ha reducido en más de 30%. Todo un milagro. Es decir, la pobreza retrocedió desde que el proyecto minero empezó a ejecutarse. Según un informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Perú: población y condición de pobreza, según departamento, provincia y distrito, 2009) en el 2009 —antes de las operaciones de Constancia— la pobreza llegaba hasta el 85.7% de la población. En tanto que en otro informe (Mapa de pobreza provincial y distrital 2013) de la misma institución, la pobreza llega hasta el 50.7%. Estos datos corroboran que la minería moderna tiene un impacto directo en beneficio de la población.

Una de las primeras contribuciones de la minería en Chumbivilcas ha sido la creación de puestos de trabajos. Solo en la etapa de desarrollo del proyecto (construcción) más de 7,000 personas, todas de las comunidades campesinas aledañas, trabajaron con todos los derechos sociales y laborales. A ello hay que sumar que entre el 2012 y el 2016 se han invertido más de S/ 73 millones en obras sociales, y en el último año —2016 y 2017— se han invertido más de S/ 10 millones en construcción de infraestructura (S/ 5 millones en el sector salud, S/ 2.5 millones para el desarrollo económico y S/ 1.3 en gestión social).

No obstante, la otra gran contribución es en el aporte al presupuesto público local. Por ejemplo, en el 2015 el presupuesto de la municipalidad provincial de Chumbivilcas fue de S/ 42 millones, de los cuales S/ 26 eran del aporte del canon y el sobrecanon minero. Otro ejemplo es el distrito de Chamaca, donde el presupuesto fue de S. 17 millones y S/ 10 millones dependían del canon minero. Lo mismo sucede en Livitaca y Velille, dos distritos que están en la zona de influencia de Constancia.

A ello también debemos sumar que en abril pasado se suscribió el acta final de la Mesa de Desarrollo de la Provincia de Chumbivilcas, donde gobierno central, gobierno regional, autoridades locales, líderes sociales y funcionarios de las empresas mineras ratificaron un plan de inversión de S/ 2,712 millones de soles para la ejecución de diversas obras.

Sin duda, Chumbivilcas es un ejemplo de cómo la minería moderna puede servir como una palanca para el desarrollo. No obstante, hoy la provincia cusqueña, así como Espinar, están en medio del caos por un paro organizado por el gremio de profesores en alianza con los antimineros locales.