Política

Autopsia de las candidaturas antisistema

Buscan detener producción minera del país

Autopsia de las candidaturas antisistema
  • 05 de octubre del 2018

 

 

El propósito de las candidaturas de la izquierda extrema, en algunas circunscripciones locales y regionales del próximo domingo, es detener todas las actividades mineras y de hidrocarburos. En sus discursos de campaña los candidatos plantean cambiar la Constitución de 1993, que ha permitido la reducción de la pobreza del 60% de la población a solo 20%, y el cierre del Congreso de la República. Asimismo, insisten con relatos falsos sobre la contaminación ambiental y supuestos desentendimientos de los pobladores con las compañías mineras.

El objetivo de los candidatos antisistema tiene que ver con los presupuestos locales y la clara intención de detener la producción minera del Perú para favorecer a especuladores mineros en las bolsas mundiales. Un reporte del Ministerio de Energía y Minas (MEM) indica que en julio pasado se transfirió a por canon minero a las regiones S/ 3,158 millones, 70% más que en el año anterior (S/ 1,863 millones). Las regiones con mayores transferencias son Áncash (S/ 1,085 millones), Arequipa (S/ 532 millones) y La Libertad (S/ 259 millones). Los presupuestos públicos per capita de las regiones mineras, en los últimos 11 años, son 2.5 veces mayores que el promedio nacional. 

En el norte, las probabilidades de éxito de los candidatos a la gobernación de Cajamarca —Porfirio Medina del Movimiento de Afirmación Social (MAS), Jorge Rimarachín de Democracia Directa (DD), y Ramiro Díaz del Frente Amplio (FA)— son inciertas porque se disputan los mismos bolsones electorales. No obstante la fuerza del discurso antiminero en el norte, el candidato Absalón Vásquez de Podemos Perú (PP) ahora tendría buenas posibilidades.

Walter Aduviri, sentenciado por el Poder Judicial y candidato a la gobernación de Puno por el Movimiento de Integración por el Desarrollo Regional (Mi Casita), y Vladimir Cerrón de Perú Libre (PL), candidato a la gobernación de Junín (con numerosas investigaciones por su gestión anterior), representan las candidaturas más extremas del espectro marxista.

Los candidatos antimercado, antisistema y antidemocráticos en Cusco son Werner Salcedo Álvarez (DD), a la gobernación; Rolando Solís (FA), a la alcaldía provincial de Chumbivilcas; y Lolo Arenas (DD) a la provincia de Espinar. En la provincia de Islay (Arequipa), donde se desarrollará el proyecto cuprífero Tía María, Jesús Cornejo (FA) es candidato a la alcaldía en el distrito Dean Valdivia. Cornejo tiene procesos pendientes por haber sido denunciado después de las manifestaciones violentas del 2015, en contra de Tía María. Su hermano, Julio Cornejo, es candidato en el distrito de Cocachacra; y Jaime de la Cruz en la provincia de Islay, también del FA.

El FA y la ONG Grufides, de Marco Arana, en apariencia ecologista, han detenido el proyecto cuprífero Conga en Cajamarca y ahora están intentando hacer lo mismo con Michiquillay (Cajamarca). DD, formado por los jubilados que reclamaban sus aportes al Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi), se unió al MAS en 2016 y postuló a Gregorio Santos como candidato presidencial.

La reconstrucción del norte, después de las inundaciones ocurridas en el verano 2017, ha demostrado por enésima vez que las autoridades locales no están preparadas para asumir retos urgentes y de dimensiones mayores. Lo mismo sucedió en Ica, luego del terremoto de 2007. El ingeniero Julio Favre tuvo que dimitir de la dirección del Fondo de Reconstrucción del Sur (Forsur) por los desencuentros con los alcaldes. por su exagerado protagonismo y ganas de manejar fondos públicos. Las deficiencias relacionadas con la gestión y la capacidad técnica, unidas al marxismo, entorpecen gravemente la viabilidad de las provincias.

La calidad y el gasto presupuestal en las regiones resulta deprimente por la ausencia de iniciativas e innovaciones en las obras públicas. No existen proyectos bien ejecutados de servicios de agua potable, de plantas de tratamiento de residuos sólidos ni de aguas servidas. Si en Lima Metropolitana son más de 20 candidatos a la alcaldía, ofreciendo alucinantes propuestas, en provincias el asunto es igual o peor. El domingo próximo el Perú asistirá una vez más a un obligado rito democrático que no está solucionando los problemas de los pobres.

 

  • 05 de octubre del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

En la guerra política no importa la economía

Política

En la guerra política no importa la economía

    En medio de la feroz guerra política entre el E...

19 de octubre
En Cajamarca perdieron los antimineros

Política

En Cajamarca perdieron los antimineros

  La izquierda antiminera ha sido ampliamente derrotada en Cajam...

19 de octubre
¡La República bajo ataque!

Política

¡La República bajo ataque!

  La anulación del indulto a Alberto Fujimori y la detenc...

17 de octubre

COMENTARIOS