EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Venezuela se sovietiza

Globalización

Venezuela se sovietiza

5 de Mayo del 2017

Maduro convoca a asamblea constituyente “Popular” en medio del caos

El pasado 1 de mayo Nicolás Maduro firmó un decreto presidencial en el que se hace la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente “popular”. ¿Qué quiere decir aquello? Según el artículo 347 de la Constitución de 1999, promulgada por Hugo Chávez, esta nueva Asamblea Nacional Constituyente y popular tiene por objetivo "transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”. Con este acto, el autoritario presidente intenta darle el poder a los más de 45,000 consejos comunales y 1,500 comunas creados por el Estado chavista en los últimos 18 años y que son absolutamente fieles gobierno. En otras palabras, Venezuela entra a una etapa de sovietización.

Aunque aún el gobierno chavista no haya dado una fecha ni exista un cronograma para la realización de esta Asamblea Nacional Constituyente, se entiende que con este nuevo manotazo el gobierno consuma el golpe contra la democracia en ese país. Vale recordar que semanas atrás el gobierno de Maduro, a través del Tribunal Supremo de Justicia, intentó recortar las funciones de la Asamblea Nacional; fue el llamado “madurazo”, un acto rechazado por la oposición y la comunidad internacional.

Desde la oposición democrática, reunida alrededor de la Mesa de la Unidad Democrática, se entiende que el llamado a realizar esta Asamblea Constituyente “popular” es el último recurso al que apela Maduro para deshacerse del actual Parlamento Nacional, que está ampliamente en su contra. Ahora las dudas surgen sobre cuál será el mecanismo legal para que se realice esta Asamblea Constituyente.

Durante la firma del decreto Maduro sostuvo que se convocará a una elección para elegir a los 500 representantes de esta Asamblea Nacional Constituyente. Estos representantes serán quienes elaboren una nueva Constitución que reemplazará a la redactada por Hugo Chávez. ¿Dónde está la trampa? En que de estos 500 representantes, la mitad (250) se elegirán entre las organizaciones sociales, los 45,000 consejos comunales y 1,500 comunas que existen en Venezuela. Es decir, más del 50% de los representantes ¡serán afines al chavismo! Sin duda, una tremenda farsa, porque es casi un hecho que el chavismo contará con una clara mayoría.

Pero la audacia del chavismo no termina ahí. Según Maduro el resto de representantes (los otros 250) se elegirán mediante un "sistema territorializado, con carácter municipal" y con voto directo y secreto, ¡pero no dijo que la participación sería universal! Es decir, el chavismo podrá decidir quienes votarán y a quienes se elegirá en esta Asamblea Constituyente. ¡Todo el poder para los soviets!

Esta nueva representación tendrá el control absoluto del poder en Venezuela. Un control que va por encima del Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial. Con ello el chavismo liquidará a la oposición y entrará en la fase de dictadura total. Para algunos analistas este “salto adelante” pretende evitar el caos social, económico y político que se vive en Venezuela. Maduro hoy cuenta con una aprobación de solo 18%, frente a más del 70% que lo quiere fuera del gobierno.

La comunidad internacional no puede quedarse ajena a este nuevo manotazo del chavismo, que se encamina a una dictadura estatista cuya mano será cada día más fuerte.