EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Venezuela: el baño de sangre de la Constituyente

Globalización

Venezuela: el baño de sangre de la Constituyente

1 de Agosto del 2017

Alrededor de 20 muertos en protestas contra el gobierno autoritario

Lo que el chavismo ha calificado como una jornada cívica y una democrática elección de los 545 representantes a la Asamblea Constituyente, en realidad ha sido un baño de sangre con alrededor de veinte manifestantes muertos y cientos de heridos. El gobierno autoritario de Nicolás Maduro demuestra su mano de hierro y todo indica —sin lugar a dudas— que el chavismo  está dispuesto a pisotear los derechos humanos de la mayoría de la población que hoy está en contra del régimen.

Con el objetivo de liquidar a la oposición —que hoy tiene la mayoría en el Parlamento Nacional— el gobierno de Maduro convocó a una Asamblea Constituyente para diseñar una nueva Carta Magna. La convocatoria a esta nueva Asamblea significa en la práctica la disolución del actual Parlamento y que el gobierno chavista se quede con todo el poder. Vale recordar que la composición de esta nueva Asamblea Nacional es una jugada burda del chavismo porque está diseñada para que el régimen tenga la mayoría de los representantes. De los 545 delegados, más de 350 serán elegidos de las organizaciones sociales y políticas afines al gobierno.

Esta jugada del chavismo ha encontrado una férrea oposición. El domingo pasado, fecha de la elección de los representantes, la oposición organizada alrededor de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una gran marcha a nivel nacional para detener lo que se ha denominado como un “golpe de Estado” del régimen. El ataque de las fuerzas del orden ha sido inclemente y el resultado es hoy casi veinte muertos.

A pesar de la abundante propaganda del régimen sobre la convocatoria, fuentes independientes sostiene que solo han votado alrededor de 1.6 millones, de un total de 9 millones de votantes. En las redes sociales abundan denuncias sobre el acoso de las bandas chavistas a los ciudadanos para que asistan a votar, así como del movimiento de logística para llevar votantes. A pesar de todo ello, la participación no llega ni al tercio. El Consejo Nacional Electoral, máxima instancia electoral afín al chavismo, no ha dado un reporte final de participación.

La comunidad internacional, salvo países como Ecuador y Bolivia, ha rechazado la consulta chavista y no han reconocido los resultados. Ello constituye una tremenda bofetada en el escenario internacional hacia el chavismo. Perú, Estados Unidos, Colombia, la Unión Europea, Argentina y Brasil le han dado la espalda al régimen autoritario.

¿Qué sucederá ahora? Según el Consejo Nacional Electoral, en un plazo máximo de 72 horas se debe instalar la Asamblea Constituyente para diseñar y promulgar la nueva constitución bolivariana. Según la ley bajo el régimen, las funciones del Parlamento han finalizado y desde hoy es la Asamblea Constituyente la que tiene poderes ilimitados y está por encima, incluso del presidente. Nicolás Maduro, así como su esposa Cilia Flores serán parte de esta nueva Asamblea.

La oposición hoy tiene una sola estrategia: la calle. Desde el domingo la oposición ha intensificado las protestas contra el régimen. De allí que se esperen nuevos baños de sangre en Venezuela, país que hoy atraviesa una grave crisis económica y social. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la economía chavita se desplomará este año en -12%.