Globalización

Empresas fugan de Cataluña

El nacionalismo destruye los mercados

Empresas fugan de Cataluña
  • 10 de octubre del 2017

El nacionalismo no paga, nos parece señalar la Historia. Los países y regiones que se insuflaron de nacionalismo para decidir el futuro de sus respectivas sociedades sacrificando instituciones y economía, generalmente han padecido todas las miserias de esa especie de religión del siglo pasado: el nacionalismo que desata violencia y empobrecimiento. La efervescencia nacionalista en Cataluña que llevaría a una Declaración Unilateral de Independencia comienza a bloquear la viabilidad del mercado y la economía.

Ante semejante situación las opiniones centristas, a favor del diálogo y los entendimientos comienzan a ensancharse, tal como se demostró en la última manifestación de masas a favor de la unidad de España, en la que Mario Vargas Llosa, el Nobel peruano, fue el orador principal.

Ahora, la crisis política se traslada a los mercados financieros. Si bien la Generalitat (Gobierno catalán) niega  la fuga de empresas de Cataluña, las cosas comienzan a ponerse terribles para la región. Por ejemplo, el Banc Sabadell decidió mover su sede a Alicante, el CaixaBank se muda a Valencia, el Banco Mediolanum también se va  a Valencia, la empresa Gas Natural, una de las gigantes de Ibex, emigra a Madrid. A este paso todo indica que no hay empresa seria que se quede en una Cataluña en guerra contra la Constitución española y en declaratoria unilateral de Independencia.

Todo esto es muy grave. Recordemos que Cataluña representaba el 19% del PBI de España y compite en preeminencia económica con, Madrid que suma el 18.9 % del PBI español.  Si Cataluña declara una independencia unilateral, las proyecciones económicas indican que las exportaciones de España se desplomarían en 50%. Sin embargo todo empieza a apuntar a que la actual Cataluña mantendrá su poder económico siempre y cuando permanezca dentro de España. La fuga de empresas han llevado a sostener a algunos economistas que si Cataluña se independiza su PBI se podría contraer entre 25% y 30%, duplicarse el desempleo y, en general, se desencadenaría el empobrecimiento general de la sociedad catalana. Es decir, de la noche a la mañana, Cataluña podría convertirse en una sociedad tercermundista, no obstante que siempre representó la avanzada de la actual España moderna.

El Estado democrático español siempre buscó reconstruir sus relaciones institucionales con Cataluña, sobre todo luego de la muerte de Francisco Franco. Se restauró provisionalmente la Generalitat, gracias al impulso de la sociedad civil catalana y la iniciativa del Gobierno de Adolfo Suárez. Así se constituyó un gobierno autónomo provisional y se aprobó un nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña (Estatut). En 2006 los catalanes intentaron modificar numerosos artículos de este Estatut pero la mayoría de esas reformas fueron impugnadas por el Tribunal Constitucional, entre ellos una que se refería a la “nación” catalana, lo que resultó doloroso para un sector de catalanes.

El pasado 1 de octubre, la Generalitat—dominada por una alianza de independentistas de derecha e izquierda—impulsó un referéndum forzado e ilegal, en violación abierta de la Constitución española, y jugando con fuego. Hasta ahora no dan su brazo a torcer, por lo que no se puede iniciar una negociación que evite los desbordes sociales. Mientras tanto, se aprecia más desconcierto que entusiasmo entre los catalanes, quienes están de acuerdo con el referéndum, pero no con la independencia. Los separatistas no son mayoría. Otro punto importante es que la izquierda, cuya devoción es formar pequeñas parcelas, ha encontrado en el referéndum de Cataluña su oportunidad para afirmar ideas tribales que no permiten por ideología entender la ciudadanía del mundo que, además, contempla el libre tráfico de personas y mercaderías, sobre todo, la unidad de naciones como España, un conjunto de comunidades autónomas bajo un misma Constitución.  

 

  • 10 de octubre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Venezuela: crisis en todos los frentes

Globalización

Venezuela: crisis en todos los frentes

  De acuerdo a la Superintendencia Nacional de Migraciones, entr...

08 de diciembre
Ecuador: la guerra de los presidentes

Globalización

Ecuador: la guerra de los presidentes

  En su primer mes de gobierno, el presidente de Ecuador, Lenin ...

05 de diciembre
Chile: segunda vuelta de infarto

Globalización

Chile: segunda vuelta de infarto

¿Restablecer confianza en el mercado, como lo propone el ex pre...

21 de noviembre

COMENTARIOS