Globalización

El adiós de Venezuela al Mercosur

El adiós de Venezuela al Mercosur
  • 19 de septiembre del 2016

Argentina, Brasil y Paraguay le han dado un ultimátum

Había solo dos opciones. El Mercosur se extinguía o Venezuela era retirada del bloque de comercio regional. ¿Qué ha sucedido? Tres países —Argentina, Brasil y Paraguay— miembros del bloque decidieron, en una declaración conjunta, otorgar un plazo —hasta el 1 de diciembre— para que el país gobernado por el autoritario presidente Nicolás Maduro se allane a la legislación del bloque. De suceder lo contrario, Venezuela será retirada de forma oficial del Mercosur. Todo indica que Maduro no aceptará la declaración ni la advertencia de los miembros del bloque, y es casi un hecho que el país llanero sea expulsado. Este sería el epílogo de una tragedia llamada “socialismo del siglo XXI”, aislado de la comunidad internacional.

Vale recordar que la última crisis en el Mercosur se originó porque Brasil, Paraguay y Argentina se opusieron tenazmente a que Venezuela reciba la presidencia pro tempore de dos años del bloque, por parte del Uruguay. El argumento principal desplegado por las cancillerías de estos tres países es que un gobierno que viola sistemáticamente los derechos humanos no podría dirigir un bloque comercial. La denuncia va en relación a que el gobierno de Maduro ha violado los derechos humanos de diversos líderes opositores al encarcelarlos, trastocando todas las leyes y la Constitución.

A los argumentos sobre violaciones de los derechos humanos se suma que Venezuela no haya incorporado a su legislación diversos tratados y normas de Mercosur. Según la cancillería brasileña, Venezuela ha incumplido pactos importantes; como el Acuerdo de Complementación Económica número 18 (de 1991), que establece normas que incluyen el “arancel cero” para los productos de origen de los países del bloque. La representación brasileña también argumentó que el gobierno de Maduro incumplió el Acuerdo sobre Residencia para Nacionales de los Estados Partes del Mercosur, firmado en 2002.

Es bueno saber que cuando Argentina, Brasil y Paraguay eran gobernados por líderes populistas de izquierda aceptaron —en el 2006— que Venezuela, con el difunto Hugo Chávez en la presidencia, se incorpore al Mercosur. El bloque regional dejó de ser un espacio comercial para convertirse en un foro ideológico del populismo sudamericano. Hoy Venezuela es una piedra en el zapato para los gobiernos democráticos de Argentina, Brasil y Paraguay, países que negocian un futuro tratado de libre comercio con la Unión Europea.

Si el 1 de diciembre Venezuela no acepta la advertencia de los países opositores, y no se allana a adoptar la legislación del bloque, sería expulsado. Todos los análisis sostienen que como la economía de Venezuela es proteccionista, con altos aranceles e impuestos a los productos extranjeros, será difícil que el gobierno desmonte sus propias bases económicas. Con la decisión de estos países de obligar a Maduro a cumplir con las obligaciones del bloque se evita la extinción del Mercosur.

El Mercosur ha dejado de ser una herramienta de integración regional para convertirse en una muralla proteccionista. A diferencia de la Alianza del Pacífico, que agrupa a los países abiertos al comercio libre y al mercado, el Mercosur es un instrumento que —todo lo indica— no sirve. La única posibilidad de que el bloque regional reencuentre sus objetivos es cambiar radicalmente el proteccionismo que ahora bloquea cualquier negociación.

  • 19 de septiembre del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Las FARC se liberan de su pasado?

Globalización

¿Las FARC se liberan de su pasado?

Después de más de cincuenta años de combate, cien...

17 de octubre
El atrevimiento de Michel Temer

Globalización

El atrevimiento de Michel Temer

La noticia de que el presidente Michel Temer desarrolla una ambiciosa ...

13 de octubre
Empresas fugan de Cataluña

Globalización

Empresas fugan de Cataluña

El nacionalismo no paga, nos parece señalar la Historia. Los pa...

10 de octubre

COMENTARIOS