Economía

Tía María y la falsa historia del agua

Periodismo antimercado distorsiona la realidad

Tía María y la falsa historia del agua
  • 26 de julio del 2018

 

El medio de comunicaciones Ojo Público (OP) es parte del círculo antiminero. Está del lado del extremismo radical y sus falsos relatos sobre las actividades mineras, que han permitido la reducción de la pobreza en los poblados de la sierra. En la 23 Feria Internacional del Libro de Lima, OP ha presentado el cómic La guerra por el agua, publicación que intenta desprestigiar el proyecto de cobre Tía María.

El contenido del cómic defiende las manifestaciones violentas organizadas en 2015 por los autodenominados dirigentes comunales, que ocasionaron la muerte de tres pobladores y más de 200 heridos. La publicación es un intento más de la izquierda organizada para ganar adeptos en contra de las inversiones mineras, y convoca a la juventud recurriendo a la mentira.

La guerra por el agua pretende presentar a los llamados “espartambos” (violentistas con las caras cubiertas, escudos de madera, hondas y palos) como auténticos defensores del agua del valle de Tambo (provincia de Islay, Arequipa). Y maliciosamente, representan a los policías como la fuerza represiva al servicio de los intereses privados. Un argumento totalmente falso. En esos días de violencia extrema, los policías tuvieron que acudir al lugar para garantizar la seguridad de los pobladores y de las propiedades públicas y privadas.

Lo cierto es que el agua está garantizada en valle de Tambo. El proceso de lixiviación que usará la minera es la técnica más amigable con el medio ambiente. El cobre será tratado en canchas impermeabilizadas para impedir que ni una gota de fluido escape. El polvo producido por las explosiones mineras no llegará al valle porque se realizarán a medio día, hora en que los vientos soplan en sentido contrario al valle. Además, para las operaciones mineras Southern construirá una planta desalinizadora que utilizará agua de mar.

El contenido melodramático del cómic (“Una historia de poder, dinero y muerte al sur del Perú”) no cuenta que piquetes de la izquierda radical se concentraron en Arequipa luego de que el proyecto Conga también fuera paralizado por manifestaciones violentas. A pesar de que Cajamarca es una de las regiones más pobres del país, y no ofrece oportunidades a los jóvenes que OP pretende conquistar por medio de sus publicaciones.

La versión sesgada de OP no menciona a Pepe Julio Gutiérrez, el dirigente con un proceso judicial pendiente por, según audios publicados, intentar extorsionar a la minera Southern. Gutiérrez amenazó a la minera (“arderá Troya”) si no recibía sus “lentejas” (dinero). No cuenta OP que la verdadera intención de esos “dirigentes” es la política. Hoy, seis de ellos —vinculados a la izquierda y con procesos judiciales por haber participado violentamente en contra del proyecto Tía María— son candidatos a distintos puestos gubernamentales en la provincia de Islay.

OP no les cuenta a los jóvenes que la izquierda antiminera no tiene escrúpulos para amenazar a los pobladores de la serranía: cuelga perros muertos en las puertas de las casas de sus opositores para asustarlos. La estrategia del terror, la misma que usó Sendero Luminoso en el pasado, está dando resultados. Los indefensos pobladores (porque el Estado no está presente) no pueden manifestarse públicamente. Son constantemente amenazados por personas extrañas instaladas en sus poblados.

La verdad es que, en la efervescencia de la violencia, una encuesta de Ipsos indicaba que el 51% de arequipeños estaba de acuerdo con el proyecto. Hoy, en la provincia de Cocachacra, un 60% de la población apoya el proyecto minero; en Punta de Bombón, el 50%; y en Deán Valdivia, solo el 30%. La minera admite que existe la necesidad de un gran esfuerzo para difundir las ventajas de la minería moderna y responsable en el desarrollo de las comunidades andinas. Y que es indispensable el acompañamiento del Estado para impedir que los pobladores dejen de manifestar sus deseos verdaderos respecto al proyecto minero.

La prensa anticapitalista se apropió de las banderas contra la corrupción. Sin embargo, falsea la realidad. Titulares y campañas mediáticas distorsionando la verdad son parte de su estrategia antisistema. Junto al movimiento antiminero, organiza eventos públicos y publica libros y cómics, como el de OP. Un eje ideológico alrededor de numerosas ONG que no condenan el chantaje ni el terror en la serranía andina.

 

  • 26 de julio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Aduviri buscaría detener proyecto de litio en Puno

Economía

Aduviri buscaría detener proyecto de litio en Puno

  El reciente elegido gobernador de Puno, Walter Aduviri, ha se&...

12 de octubre
Gobernadores, ¡a promover inversiones en agricultura!

Economía

Gobernadores, ¡a promover inversiones en agricultura!

  Un reporte de la agencia nacional Andina indica que las export...

11 de octubre
Agroexportaciones peruanas imparables

Economía

Agroexportaciones peruanas imparables

  Según la Asociación de Gremios Productores Agrar...

09 de octubre

COMENTARIOS