EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Shock de Infraestructura hasta el 2021

Economía

Shock de Infraestructura hasta el 2021

17 de Marzo del 2017

Ante el desastre natural, el Gobierno invertirá más de S/. 13,000 millones

Las lluvias causadas por el Fenómeno de El Niño Costero han dañado seriamente la infraestructura de las regiones norteñas. Según el ministro de Transportes, Martín Vizcarra, el 22% de la red vial está afectada; y en Piura, por ejemplo, el 69% de la infraestructura vial está en ruinas. En este escenario desastroso ha sido bien recibida la noticia propalada por el PCM, Fernando Zavala, de que el Gobierno invertirá más de S/. 13,500 millones en vías y carreteras. Semejante monto se traducirá en más de 1,100 kilómetros de vías. En ese mismo sentido, Zavala también mostró un plan de rehabilitación y mantenimiento de ocho aeropuertos en la macrorregión nororiente. La noticia de que el gobierno invertirá en infraestructura es alentadora, porque se trata de uno de los principales problemas que afectan a la competitividad del país.

Según la Asociación de Fomento para la Infraestructura Nacional (AFIN), el déficit acumulado de infraestructura es del orden de US$ 168,000 millones. Un ejemplo es el tema del agua potable, en el que todos los análisis y evidencias sostienen que el Estado ha fallado en mejorar la cobertura y la calidad del servicio. Hoy un tercio de la población del país —diez millones de peruanos y 300,000 limeños— no tienen ningún tipo de acceso al agua potable. Según el Plan Nacional de Infraestructura de AFIN, la brecha en infraestructura de agua y saneamiento a mediano plazo representa US$ 6,970 millones. El gobierno pepekausa ha demostrado que quiere cambiar la situación. En uno de los 112 decretos legislativos promulgados por el Ejecutivo —al amparo de la delegación de facultades legislativas— es el D.L. 1280, que aprueba la Ley Marco de la Gestión y Prestación de los Servicios de Saneamiento. Un decreto ley que pone en el camino correcto al sector de agua y saneamiento. Vale recordar que el presidente Pedro Pablo Kuczynski hizo del agua potable una de las banderas de su campaña en las pasadas elecciones.

El problema de déficit de infraestructura afecta a los principales sectores productivos. En el sector forestal el gobierno debe elaborar un marco legislativo completo para que lleguen las medianas y grandes inversiones y se desarrollen proyectos sostenibles y rentables. Además debe invertir en la construcción de la infraestructura (carreteras, puertos fluviales) que comunique a los bosques con las ciudades. Con respecto al sector agroexportador, en un informe publicado por el Banco Mundial se sostuvo que si bien ha dado un salto milagroso en los últimos veinte años, todavía debe atacar dos frente importantes: la infraestructura logística y la enmarañada tramitología, sobre todo en los gobiernos regionales y locales.

Una de las soluciones para el déficit de infraestructura son las Asociaciones Público Privadas. No obstante, debido al caso de corrupción alrededor de las empresas brasileñas, la izquierda ha propuesto eliminarlas como modelo de inversión en el que participan el Estado y el sector privado, de manera conjunta, para resolver los grandes déficits de infraestructura. Desde 1993 se han invertido alrededor de US$ 30,000 millones en APP, lo que ha permitido resolver gigantescos problemas de infraestructura.

Gonzalo Prialé, presidente de AFIN, propone dos reformas interesantes para agilizar la inversión de las APP y evitar los casos de corrupción. Una de ellas es lograr que los Estudios Definitivos de Ingeniería (EDI) estén lo suficiente avanzados al momento de otorgarse la concesión. Prialé propone además que cuando se otorgue una concesión debería liberarse siquiera el 50% de los terrenos en los que se construirá la obra, sobre todo en los proyectos lineales (carreteras y proyectos con continuidad espacial).

Si el gobierno logra invertir esos S/. 13,500 millones se habrá dado un gran paso para cerrar la brecha de infraestructura, que hoy es uno de los mayores obstáculos para el progreso económico del país.