EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
¿Otro megaproyecto en Apurímac?

Economía

¿Otro megaproyecto en Apurímac?

9 de Diciembre del 2016

Proyecto cuprífero Cotabambas podría tener las dimensiones de Las Bambas

Todo indica que la región Apurímac tendrá un nuevo megaproyecto minero. Representantes de la empresa minera Panoro Minerals indicaron, en una reciente entrevista, que el proyecto cuprífero Cotabambas podría tener las dimensiones de Las Bambas. Ejecutivos de la empresa minera agregaron que el proyecto está aún en exploración, pues se ha excavado todavía 70,000 metros bajo tierra. El anuncio de las verdaderas dimensiones del nuevo proyecto está reservado para el año 2018, y el proyecto podría ejecutarse en el 2020. Panoro, la empresa que desarrolla el proyecto, ya tiene algunos grandes capitales interesados en Cotabambas. De lograrse este nuevo proyecto minero la región apurimeña se consolidará en la ruta del crecimiento económico y el desarrollo.

Vale considerar que Las Bambas tiene reservas probadas por más de siete millones de toneladas de cobre, que se explotarán durante los próximos veinte años, que en la ejecución se ha invertido alrededor de US$ 10,000 millones y que hoy aporta el 1.5% del Producto Bruto Interno. Apurímac tendría entonces otro gran proyecto cuprífero que se sumaría a ese grupo denominado Corredor Minero del Sur, que empieza con el proyecto Antapaccay (US$ 1,400 millones) en la provincia cusqueña de Espinar, sigue con Constancia (US$ 1,700 millones) en Chumbivilcas, Las Bambas (US$ 10,000 millones) en la provincia de Tambobamba, y se extiende hasta Arequipa con el proyecto Tía María (US$ 1,400 millones).

El potencial minero de la región apurimeña es notable. Semanas atrás el Ministerio de Energía y Minas publicó un informe sobre las posibles inversiones mineras en el Perú para los próximos años. En el documento se indicaba que la inversión minera llegaría a representar alrededor de US$ 45,596 millones. La región Apurímac es la que tiene mayores proyectos en cartera, con un monto de US$ 9,713 millones en seis proyectos. Uno de los proyectos más grandes es Haquira, cuya inversión es de US$ 2,800 millones.

Como hemos señalado, si los estudios corroboran que el proyecto Cotabambas tiene las dimensiones de Las Bambas, el milagro de reducción de pobreza y crecimiento del empleo que ha se ha dado en los últimos años en Apurímac podría seguir adelante. Hoy el milagro de desarrollo y crecimiento de Las Bambas, en una de las regiones más azotadas por la pobreza (como la apurimeña), es irrebatible. Todos los datos serios concluyen que el aporte de Las Bambas a Apurímac ha sido extraordinario. Hace algunos días el proyecto Las Bambas, a través del Ministerio de Economía y Finanzas, transfirió al Gobierno Regional de Apurímac y las universidades públicas un monto de S/. 52,36 millones por concepto de regalías mineras de este 2016. Para entender la magnitud de la transferencia, el distrito de Challhuahuacho, que recibió S/. 2 millones, ahora recibirá S/. 13 millones, un crecimiento de ¡600%!

Una de las más grandes contribuciones del proyecto minero en la región sur es que la pobreza, esa lacra que era el enemigo de los pueblos y comunidades campesinas, se ha reducido de casi 60% a 39%; es decir, más de 20 puntos porcentuales. El milagro de Apurímac nos remite, por contraste, a la tragedia de la región cajamarquina, donde las autoridades de izquierda y los líderes antimineros se opusieron de manera violenta al proyecto Conga. Desde hace tres años la región Cajamarca sufre una fuerte recesión económica y la pobreza se ha mantenido por encima del 51% durante el periodo 2012-2015.

Esperamos que el proyecto Cotabambas tenga la dimensión de Las Bambas. De ser así el futuro de la región Apurímac estaría asegurado gracias a la minería moderna.