Economía

¡Informalidad laboral juvenil azota regiones!

Casi el 90% de jóvenes trabajadores en el mundo informal

¡Informalidad laboral juvenil azota regiones!
  • 07 de septiembre del 2017

Casi el 90% de jóvenes trabajadores en el mundo informal

Desde este portal hemos decidido dar batalla a las mentiras desarrolladas por la izquierda y defender la ley de reforma laboral en el sector juvenil que ahora impulsa el Gobierno pepekausa —Ley 1104/2016-PE—, que beneficiará a los jóvenes entre 18 y 29 años de edad que por primera vez acceden a un empleo formal. Creemos que para discutir el tema es necesario remitirnos a los números que revelan la dramática situación laboral de miles de jóvenes peruanos, sobre todo fuera de la capital.

Es obvio que nos indigna lo sucedido meses atrás en un centro comercial en Lima, donde dos jóvenes murieron cuando trabajaban en la más completa esclavitud. Sin embargo, en el resto de regiones del Perú hay miles de casos como ese. Perucámaras ha revelado esta situación de informalidad, en la que viven los jóvenes en el interior del país, mediante cuatro informes: Situación laboral de la población entre 15 y 24 años en la Macro Región Norte, en la Macro Región Sur, en la Macro Región Oriente y en la Macro Región Sur, todos con cifras del año 2016. Los números son realmente desastrosos por donde se les mire.

Por ejemplo, según el informe de la Macro Región Oriente —que integran Ucayali, Loreto, Amazonas y San Martín— en el 2016 existía una Población Económicamente Activa (PEA) joven (entre 15-24 años) de alrededor de 231,000 personas. De esta cifra, casi 220,000 jóvenes laboran dentro del mundo informal. En otras palabras, el ¡94%! Sin duda, un dato terrible. En regiones como Loreto (donde existe una PEA juvenil de 74,000 jóvenes) el 97% está en la informalidad.

La situación es similar en la Macro Región Sur (Cusco, Tacna, Arequipa, Madre de Dios, Moquegua), donde la tasa de informalidad de la PEA juvenil llega al ¡91%! El total de PEA juvenil es de 389,000 personas, de las cuales 356,000 están en el terreno informal.  En la región Puno, la informalidad juvenil alcanza el 98%. O sea, casi la totalidad de la PEA juvenil. En tanto que, en Arequipa, la informalidad laboral juvenil es de 79%, la más baja de todas las regiones del sur.

En el informe de Perucámaras sobre la Macro Región Centro —Ica, Huancavelica, Apurímac, Ayacucho, Ancash, Junín y Pasco— la informalidad de la PEA juvenil es de 94%. En todas estas regiones, la PEA juvenil informal sobrepasa el 90% (salvo en Ica, que tiene el 80%). 

En el caso de la Macro Región Norte (Lambayeque, La Libertad, Piura, Tumbes y Cajamarca) la informalidad de la PEA juvenil llega a casi el 90%. 

Sin duda, al leer las cifras anteriores solo podemos sentenciar que se necesita una reforma laboral juvenil que reduzca esta situación de desamparo. Pero vale preguntar ¿por qué la situación de informalidad de los jóvenes en las regiones? Por una sencilla razón. Según el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima, se ha determinado que el Perú tiene los sobrecostos laborales más altos de los países de la Alianza del Pacífico: más del 60%. Mientras que esos sobrecostos en Colombia representan el 54%, en México 36% y en Chile 32%.

En su momento, desde este portal se defendió la llamada “Ley Pulpín”, que establecía que los jóvenes de 19 a 24 años pasarían a planilla, tendrían un seguro de salud (cubierto por el Estado en el caso de microempresas), vacaciones (por 15 días) y que las empresas recibirían beneficios tributarios. Los jóvenes tenían derecho a recibir media subvención cada seis meses. La Ley Pulpín les abría la oportunidad de iniciar una vida laboral a aquellos que no habían tenido hasta entonces esa posibilidad, por carecer de formación o capacidades.

Hoy el Gobierno pepekausa impulsa una nueva ley laboral juvenil, en la que además el Estado asume el costo del 9% del salario (que paga el empleador a Essalud por cada trabajador) durante tres años, se otorgan todos los beneficios sociales (CTS, planilla, seguro de salud y vacaciones) y se firma un contrato por un mínimo de seis meses y un máximo de tres años. Aunque este proyecto no se asemeja a la Ley Pulpín, es una iniciativa para reducir la informalidad entre los jóvenes, que —como demuestran las cifras— viven una situación dramática.

 
  • 07 de septiembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Estado de espaldas a la minería artesanal

Economía

Estado de espaldas a la minería artesanal

La ausencia de una estrategia de formalización del minero artes...

24 de noviembre
El ejemplo del petróleo del Mar del Norte

Economía

El ejemplo del petróleo del Mar del Norte

En la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperua...

24 de noviembre
Ofensiva anticapitalista contra la industria alimentaria

Economía

Ofensiva anticapitalista contra la industria alimentaria

En el Perú las propuestas antisistema pretenden apropiarse de l...

23 de noviembre

COMENTARIOS