Economía

Flexibilidad laboral para competir

Una reforma clave para relanzar las economías

Flexibilidad laboral para competir
  • 16 de enero del 2018

 

En Brasil, el gobierno del presidente Michel Temer, ha  implementado una reforma laboral que agrega competitividad a la economía mediante la flexibilización de los contratos laborales, la preeminencia de los pactos entre empleadores y trabajadores sobre lo establecido en la ley y la disminución del poder sindical. En Argentina, Mauricio Macri ha lanzado una propuesta de reforma laboral que todavía no se concreta por falta de respaldo político. Las protestas contra la reforma previsional han paralizado los arrestos reformistas del gobierno. La propuesta de Macri busca formalizar al 40% de los trabajadores argentinos que permanecen fuera de la legalidad mediante la flexibilidad en contratar y despedir trabajadores, la disminución de los derechos sindicales y, en general, a través de una igualdad entre empresarios y trabajadores con respecto a la legislación laboral. Para incentivar la formalización, la propuesta de Macri propone condonar el 100% de las deudas y multas de las empresas que formalicen a sus trabajadores a partir de los seis meses. Asimismo, se plantean descuentos escalonados a las contribuciones fiscales hasta el 2022.  

Como se aprecia en los principales países de América Latina existe una tendencia  que busca enfrentar la informalidad y la falta de competitividad económica mediante la flexibilización laboral. Sin embargo en el Perú, con más de 75% de informalidad laboral, no nos damos por enterados.

Existe una relación directa entre la flexibilidad laboral, creación de empleo y desempleo. Por ejemplo, de acuerdo a la fundación Heritage, en Honk Kong, Singapur y Nueva Zelanda, el desempleo bordea el 3% de la PEA y esos países son los primeros en el mundo exhibiendo flexibilidad laboral en su normatividad. Vale anotar que la flexibilización laboral no solo está relacionada con el menor desempleo sino también con el ingreso per cápita. Por ejemplo, según información del Banco Mundial (BM) del 2016, en Alemania el desempleo bordea el 4% y el ingreso per cápita representa 42 mil dólares. En Holanda el desempleo está cerca del 6% de la PEA y el ingreso per cápita es de 45 mil dólares. En Dinamarca, el país modelo de Estado de bienestar, la tasa de desempleo es de 4% y el ingreso por cápita llega a los 53 mil dólares. Como se aprecia cifras extremadamente positivas en cuanto a desempleo e ingreso per cápita.

Los números señalan que las sociedades abiertas han logrado mayor bienestar de la población gracias a políticas laborales flexibles. A mayor flexibilidad laboral, el desempleo disminuye, crece la productividad y los sueldos mejoran. Así de simple. A contracorriente de esta tendencia mundial, según World Economic Forum (WEF), el Perú ocupa el puesto 133 de 144 países que mantienen rigidez en la regulación laboral. 

En nuestro país existe una enorme posibilidad si se toma como base de cualquier reforma el modelo de la Ley de Promoción Agraria (Ley 27360), que ha permitido formalizar el empleo en el agro. El Ejecutivo y Legislativo, junto a los partidos políticos y los gremios de trabajadores, deben llegar a un acuerdo para salir del entrampamiento que impide la extensión temporal de la ley más allá del 2021. El país no puede permanecer ajeno a la corriente latinoamericana y mundial a favor de la flexibilidad laboral.

 

  • 16 de enero del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

¡Dios mío! ¡Ley de Promoción Agraria ahora!

Economía

¡Dios mío! ¡Ley de Promoción Agraria ahora!

  La semana pasada, en la Comisión de Agricultura del Con...

22 de junio
Los octógonos anti capitalistas

Economía

Los octógonos anti capitalistas

  Es hora de preguntarse cómo así en un paí...

22 de junio
La disyuntiva de Vizcarra: formalizar o no la minería

Economía

La disyuntiva de Vizcarra: formalizar o no la minería

  Ha trascendido que el Ejecutivo estaría a punto de nomb...

21 de junio

COMENTARIOS