Economía

El nuevo motor de la agroexportación

El nuevo motor de la agroexportación
  • 01 de diciembre del 2016

A pesar de la falta de infraestructura y la poca competitividad

Según las últimas cifras del ministerio de Agricultura, la agroexportación en el 2016 representaría alrededor de US$ 5,000 millones. Si las cifras del Minagri se concretan, entonces las exportaciones agrícolas representaría un quinto del total del valor del 2015 (US$ 33,000 millones). Vale recordar también que el año pasado el valor de las exportaciones agrícolas fue de US$ 4,024. Así, lo que tenemos es que la agroexportación se ha convertido en un gran motor de la economía peruana, luego de décadas en las que el referido sector se encontraba literalmente en el suelo.

No obstante, vale detenerse aquí para aclarar el panorama. En el 2000 el Perú exportaba alrededor de US$ 400 millones en productos agrícolas. Esta cifra fue creciendo en 22% de forma anual y sostenida. De allí que en el 2014 las agroexportaciones superaron la cifra de US$ 4,500 millones. ¿Qué hizo que nuestras agroexportaciones tuvieran semejante salto hacia adelante? La Constitución de 1993, que liberó el mercado de tierras, y las leyes promocionales para el agro promulgadas en el 2001 fueron los instrumentos legales que hicieron despegar el sector agroexportador. Este marco normativo ha servido para que hoy el capital vuelva al campo. En el norte del Perú, por ejemplo, tenemos empresas modernas con accionariado difundido, en lugar de los tradicionales “barones del azúcar”. Así, el Perú se ha convertido en un gran exportador de productos agrícolas, y las divisas generadas ya superan los dos puntos en el Producto Bruto Interno (PBI).

El potencial del Perú está intacto. Con 17 tratados de libre comercio, las puertas del mundo se han abierto. China representa una oportunidad para nuestros productos, ya que su consumo de alimentos agrícolas ha crecido debido a la expansión de la clase media. Hace 40 años China tenía un PBI per cápita que alcanzaba los US$ 400 y hoy es de US$ 7,000. En diez años, según índices de Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI), los empleos en la agroexportación han aumentado de 433,000 puestos el 2004 hasta 822,000 el 2014. Además la cantidad de trabajadores agrícolas sumidos en la pobreza se ha reducido de 70% en el 2004 a 30% en el 2014.

No obstante, una de las mayores debilidades es la competitividad logística. En un documento reciente del Banco Mundial se indica que el gobierno debe impulsar la competitividad del sector agroexportador en dos frentes. El primero es la construcción de infraestructura agrícola, como grandes proyectos de irrigación. El segundo es la mejora de la infraestructura logística: puertos, carreteras y aeropuertos. Ya se han dado algunos pasos importantes para destrabar algunos proyecto, como el aeropuerto de Pisco o la carretera Chincha - Pisco. Sin embargo algunos proyectos de irrigación no se ejecutan aún por los excesivos trámites burocráticos (Chavimochic y Majes Siguas, entre otros).  

La agroexportación se ha convertido en un motor clave para el crecimiento económico del Perú y la reducción de pobreza. El camino emprendido en el 2001 debe afianzarse para el bienestar de miles de peruanos que hoy dependen económicamente de este pujante sector.

  • 01 de diciembre del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

El Legislativo contra el sector agrario

Economía

El Legislativo contra el sector agrario

  En una reciente publicación de la Sociedad de Comercio ...

15 de diciembre
El canon minero empuja el desarrollo

Economía

El canon minero empuja el desarrollo

  Según la empresa de consultoría económica...

12 de diciembre
El ejemplo del sector agrario

Economía

El ejemplo del sector agrario

Según una reciente publicación del Comité de Come...

06 de diciembre

COMENTARIOS