Economía

Antamina, el zinc y la tecnología

Empresa se prepara para liderar la exportación de zinc en el país

Antamina, el zinc y la tecnología
  • 05 de septiembre del 2017

Empresa se prepara para liderar la exportación de zinc en el país

El sorprendente crecimiento de los precios del cobre y del zinc —sobre todo de este último— en el mercado internacional representa una muy buena noticia para el Perú. Luego de algunos años de vacas flacas, los precios de los minerales resultan favorables para un país minero como el nuestro. De allí que, por ejemplo, uno de los efectos inmediatos sea que el canon, el sobrecanon y las regalías (minero, forestal, pesquero e hidroenergético) destinadas para las regiones en el 2018 sumarán S/ 3,968 millones. En otras palabras, luego de aprobarse el proyecto de presupuesto público, las regiones tendrán 36% más ingresos que el año pasado, gracias a estas recaudaciones.

Como decíamos, el zinc es el mineral que ha tenido el mayor crecimiento en su precio. Pero en el Perú, salvo los yacimientos de Antamina, la explotación de este mineral es limitada. Hoy se estima que en el 2017 los embarques de exportación de Antamina serán de alrededor de 365,000 toneladas finas. Es decir, 73% más en relación a lo exportado en el año previo (210,000 toneladas). Para el 2018, directivos de la compañía Antamina estiman que la producción de zinc de su mina (ubicada en la región Ancash) se incrementará en 14% con respecto a este año, lo que representaría 416,000 toneladas. Todo un récord histórico de producción nacional. Si en el Perú se concretaran otros proyectos de zinc —junto a los del cobre— nuestro país aprovecharía el incremento de los precios mundiales y existirían mucho más recursos para financiar el desarrollo.

Algo más. El Perú es uno de los países más competitivos del mundo en minería, y está en condiciones de pelear la primacía planetaria en el sector con Chile, Canadá y Australia. ¿Por qué el Perú es altamente competitivo en el sector minero? Junto a los menores costos en energía, en nuestro país existen empresas de calidad mundial, con las mejores tecnologías y que apuestan por la innovación y el incremento de la productividad.

Para corroborar estas afirmaciones vale señalar que en el puerto de Punta Lobitos, en Huarmey, lugar de embarque de la producción de Antamina, esta compañía minera ha creado una tecnología (denominada shiploader) que permite el cambio del engranaje en el sistema alimentador de concentrado de mineral. El shiploader es un alimentador que tiene la apariencia de un brazo largo y que permite cargar directamente a las bodegas de los barcos. Con este cambio ahora se pueden cargar los concentrados de cobre y zinc en los navíos graneleros con mayor rapidez.

Esta innovación es única en el mundo, porque el modelo del cargador de concentrado de mineral fue diseñado exclusivamente para Antamina por la empresa Takraf. Esta es una nueva tecnología que ayudará a Antamina a consolidarse como la mayor empresa productora de zinc del país. Cabe mencionar que el puerto Punta Lobitos cuenta con la certificación ISO 9001:2000 por el cumplimiento de los más altos estándares internacionales de calidad e implementación de procesos de mejora continua, además de la certificación ISO 14001:2004 por su eficiente Sistema de Gestión Ambiental.

Hoy, el Perú tiene las mayores reservas de zinc de Latinoamérica, con alrededor de 22 millones de toneladas (13% del total de la región), y en el mundo solo lo superan China y Australia. Esto significa que nuestro país cuenta con potencial suficiente para desarrollar proyectos de este mineral.

Además se debe resaltar el compromiso de las empresas mineras con el desarrollo del país. Con respecto a Antamina, durante los embates de los huaicos y las lluvias ocasionados por el fenómeno de El Niño costero en Huarmey, la empresa demostró su solidaridad con las víctimas. Antamina —con el apoyo de sus socios estratégicos OHL, Atlantic y SIVHE— construyó un enrocado de defensa ribereña de cien metros de longitud, que servirá para controlar un eventual huaico o nuevos desbordes del río Huarmey. A todo ello se puede sumar la reconstrucción y reparación de pistas, carreteras y calles.

 
  • 05 de septiembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

El ejemplo del sector agrario

Economía

El ejemplo del sector agrario

Según una reciente publicación del Comité de Come...

06 de diciembre
¡Michiquillay viento en popa!

Economía

¡Michiquillay viento en popa!

  El proyecto minero Michiquillay (en Cajamarca), que debe ser a...

04 de diciembre
¡Sector privado protege la biomasa oceánica!

Economía

¡Sector privado protege la biomasa oceánica!

  Mediante un comunicado, la Sociedad Nacional de Pesquer&iacute...

29 de noviembre

COMENTARIOS