Economía

Antamina cosecha agua en Ancash

Se invertirán S/ 6.3 millones en obras por impuestos

Antamina cosecha agua en Ancash
  • 31 de octubre del 2017

 

Mediante un convenio entre la compañía minera Antamina y el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), se adoptó la modalidad de inversión de obras por impuestos para desarrollar proyectos de irrigación por un monto de S/ 6.3 millones en la región Ancash. Las iniciativas de inversión de Antamina beneficiarán a más de 1,500 productores y demuestran que la relación entre minería y agricultura puede ser armónica, y que la inversión minera está absolutamente comprometida con la cosecha de agua para consumo humano y la agricultura.

El plan de inversiones permitirá la creación de los canales de irrigación Quía, Rinrin, Pampa y Chihuip con el objeto de elevar la productividad de 228 hectáreas en las áreas mencionadas, que se emplazan en el valle Fortaleza. Vale señalar que Quía, Chihuip Bajo y Rinrin pertenecen al programa Sierra Azul, que consiste en la cosecha y la siembra de agua en las zonas altoandinas, promovido por el sector agricultura desde el comienzo del Gobierno pepekausa.

Desarrollar la modalidad de inversión de obras por impuesto permite la participación de las empresas del sector privado en inversiones de infraestructuras a cambio de tributos futuros. Según la Ley N° 29230, con el objeto de acelerar la solución de las brechas de infraestructuras, una empresa privada puede financiar y ejecutar los proyectos que el Estado no puede desarrollar por problemas de financiamiento, capacidad de gestión y organización.

Pero eso no es todo. La modalidad de inversión de obras por impuestos no solo tiene efectos benéficos para las poblaciones, sino que posibilita establecer nuevas relaciones entre Estado, comunidades y empresas. Sobre todo en las áreas vinculadas a inversiones en recursos naturales, en donde suelen existir conflictos sociales alentados por las fuerzas antisistema.

Los proyectos de irrigación de Sierra Azul posibilitarán incrementar la producción de duraznos, papas, chirimoyas, avena y paltas en cultivos que se encuentran en la zona del Valle Fortaleza. Estos productos podrían ser comercializados en diferentes mercados del país e, incluso, exportados.

Es bueno saber que este año el Gobierno del presidente Kuczynski espera concretar una cartera por casi S/ 1,600 millones en obras por impuestos. De concretarse las señaladas inversiones las regiones y localidades se beneficiarían con las decenas de proyectos que se ejecutarían y que elevarían la productividad de las mencionadas áreas.

Como se aprecia con absoluta claridad, a contracorriente de la prédica de los sectores antisistema, las empresas mineras están absolutamente comprometidas con la cosecha y siembra del agua a favor del consumo humano y la agricultura. El radicalismo ambiental, en realidad, no defiende el agua de los sectores más pobres cuando acusa a las empresas mineras de ser las responsables del déficit hídrico, no obstante que estas solo consumen menos del 2% de todo el recurso hídrico nacional. Y decimos que no defiende a los más pobres porque la falta de agua en estas zonas solo se explica por los retrasos del Estado en la provisión de servicios. En realidad, los sectores antisistema solo quieren parar las inversiones mineras para detener el crecimiento.

  • 31 de octubre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Ofensiva anticapitalista contra la industria alimentaria

Economía

Ofensiva anticapitalista contra la industria alimentaria

En el Perú las propuestas antisistema pretenden apropiarse de l...

23 de noviembre
¿Estatismo en el sistema previsional?

Economía

¿Estatismo en el sistema previsional?

La Comisión de Protección Social (CPS), conformada por e...

21 de noviembre
Fuego cruzado contra ley de promoción agraria

Economía

Fuego cruzado contra ley de promoción agraria

No se entiende cómo, hasta la fecha, el Congreso de la Rep&uacu...

16 de noviembre

COMENTARIOS