Cultura

Peruanismos periodísticos

Algunas palabras usadas erróneamente en nuestros medios

Peruanismos periodísticos
  • 12 de julio del 2018

 

Los periodistas tiene un enorme poder del que muchas veces no son conscientes: sus palabras son oídas y leídas cotidianamente por mucha gente, y con ello sus aciertos y errores pasan a integrarse al habla cotidiana. Aunque en los medios escritos ese poder se ve un tanto limitado por la supervisión de editores y correctores, una palabra mal empleada o un neologismo formado de manera incorrecta pueden convertirse en una “moda” que pasa de un periodista a otro, y que incluso puede trascender a ámbitos cada vez mayores. A continuación presentamos una lista de algunos de esos “errores” que ya han sido plenamente aceptados por la mayoría de peruanos.

Tramitología:  Todos entendemos que la “tramitología” es algo así como el exceso de trámites al que nos somete el Estado para realizar cualquier gestión. Esta palabra no existe en el diccionario de la Academia de la Lengua (al menos no con el significado que le damos en el Perú). Pero eso no sería un problema, ya que los hablantes tenemos la facultad de crear palabras nuevas (neologismos) siguiendo las reglas del idioma. Así, “tramitología” sería la unión de la palabra “trámite” con el sufijo “-logía”, como en psicología, filología, antropología, mineralogía, etc. El único problema es que el sufijo “-logía”, según la Academia, significa “tratado”, “estudio”, “ciencia”; y como tal se le usa en los ejemplos mencionados. Entonces “tramitología” sería, en sentido estricto “el estudio o la ciencia de los trámites”. El exceso de trámites sería más bien una “tramitomanía”, ya que el sufijo “-manía” significa precisamente “inclinación excesiva, obsesiva o patológica”.

Referenciar:  A partir de las transmisiones del Mundial de Fútbol, la mayoría de los peruanos descubrimos que los periodistas deportivos tienen a esta palabra entre sus favoritas: jugadores como Messi, Ronaldo y Neymar no llegaron a brillar porque los rivales ya los tenían “referenciados”. Por supuesto, la palabra tampoco existe para la Academia, pero la séptima acepción de la palabra “referencia” es: “noticia o información sobre alguien o algo”. Entonces, se podría crear el verbo “referenciar”, y su significado sería “dar noticia o información sobre alguien o algo”. Pero como ha señalado el periodista Mario Munive, para los periodistas deportivos peruanos “referenciar” es algo así como el equivalente de “marcar”, “controlar”, “neutralizar” y “anular”. Ya en broma, Munive propone llevar el neologismo a otros ámbitos periodísticos: “Keiko Fujimori tiene bien referenciado al presidente Vizcarra”, “El BCR tiene referenciada a la inflación”, etc.

Chismografía: Un caso similar al de “tramitología”. Es un neologismo formado por la unión de la palabra “chisme” y el sufijo “-manía”. Este sufijo, según la Academia, significa “descripción, tratado, escritura o representación gráfica”, como en “radiografía” o “sismografía”. Entonces la “chismografía” debería ser el tratado o una representación gráfica de los chismes; no obstante, aquí utilizan la palabra como “conjunto de chismes” o “inclinación patológica al chisme”. Un significado que, como ya hemos visto, correspondería más bien a la palabra “chismomanía”. Y entre los usuarios de esta errónea “chismografía” está nada menos que Mario Vargas Llosa. Por ejemplo, sobre los destapes de Wikileaks dijo que eran “una inmensa chismografía, superficial y frívola”.

Opinólogo: Concluyamos esta serie con una palabra parecida a las anteriores, un neologismo formado por la unión de “opinión” y “-logo”. Según la Academia, las palabras que terminan en “-logo” significan “persona versada o especialista en lo que el primer elemento indica”; y pone como ejemplos “zoólogo” y “psicólogo”. Entonces un “opinólogo” sería una persona experta en opiniones. Pero todos sabemos que entre nosotros se denomina “opinólogo” a una persona “inclinada excesivamente” a opinar, o que tiene la obsesión de opinar acerca de cualquier tema. Es decir, lo que en cualquier otra parte sería un “opinómano”.

 

  • 12 de julio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Centenario de Ingmar Bergman

Cultura

Centenario de Ingmar Bergman

  Autor de más de medio centenar de películas, que...

13 de julio
Sense8 y Westworld: segundas partes, nunca buenas

Cultura

Sense8 y Westworld: segundas partes, nunca buenas

  En las últimas semanas dos de las más importante...

06 de julio
Lucerna 10: Valdelomar y Li Tai Po

Cultura

Lucerna 10: Valdelomar y Li Tai Po

  Con seis años de existencia Lucerna. Revista de Literat...

26 de junio

COMENTARIOS