Manuel Gago

Manuel Gago

Votos por aguardiente y hoja de coca

Votos por aguardiente y hoja de coca
Manuel Gago
12 de noviembre del 2017

Ley que fortalece el clientelismo político

El pleno del Congreso aprobó el dictamen que modifica la Ley de Organizaciones Políticas (Ley Nº 28904), donde está el artículo Nº 42 (Conducta prohibida en la propaganda política), que tanto hizo hablar en las pasadas elecciones del 2016. La modificación limita a 0.3 Unidades Impositivas Tributarias (UIT) el valor de las dádivas que los candidatos pueden entregar durante un proceso electoral. Y si uno de ellos se excede de ese límite, el Jurado Especial de Elecciones puede imponer al candidato una multa de 30 UIT. Y si persiste en su actitud regalona, puede ser excluido del proceso electoral.

Tal multa legaliza el regalo, la dádiva, el obsequio y la promesa del candidato. Un festín que no acabará nunca gracias al privilegio dado al poder económico que distorsiona la realidad y levanta la figura de los caciques, que regalan por aquí y por allá en los procesos electorales. Así, no solo la lucha contra el clientelismo político se posterga, además se atenta contra una democracia que seguirá siendo burlada por quienes creen que en la política no se argumenta con un discurso, sino que simplemente se regala por simpatías y votos. Tal legalización seguirá permitiendo que oscuros intereses “auspicien” a sus candidatos, y que el financiamiento estatal que piden los partidos políticos termine siendo gorros y camisetas con el nombre de los candidatos.

Otros hubieran sido los resultados si el artículo Nº 42 se hubiera ejecutado sin miramientos en las elecciones pasadas. Pero como toda ley tiene su trampa, los candidatos la burlaron organizando “eventos deportivos, culturales y sociales” claramente políticos para “sortear” y “premiar” a los asistentes. Ahora ese proceder está oleado y sacramentado para la desgracia nacional, para seguir promoviendo el espíritu pedigüeño de la población, para seguir induciendo hacia un paternalismo estatal que resuelva todos los problemas. Y las autoridades electorales seguirán en lo mismo: cómo demostrar qué es un regalo y qué se excedió de 0.3 UIT si miles de regalos se repiten en otros lados. El artículo Nº 42 de la Ley Electoral pudo sobrevivir y radicalizarse cueste lo que cueste. Pero no, el país arruga, retrocede y se apachurra. Y la OEA seguirá diciendo que las elecciones fueron “semidemocráticas”.

Siendo legos en derecho, creemos que la modificación del artículo Nº 42 colisiona con el Artículo Nº 356 del Código Penal, que penaliza a las personas que mediante dádivas, ventajas o promesas traten de inducir a los electores a no votar o a votar en un sentido determinado.

La modificación del artículo fortalece a personajes como la congresista Yesenia Ponce (quien habría pagado por su certificado de estudios y entregado una dádiva para evitar que la investiguen), que creen que el dinero lo resuelve todo. No hay, entonces, cuándo y cómo ponerle freno a esta manera de corrupción.

En las últimas elecciones, PPK salió librado de un proceso de exclusión; pero le faltaron reflejos para deslindar al instante y abiertamente con Mauricio Vila, su candidato al Congreso, quien en un evento en Sapallanga, Huancayo, dispuso la entrega de cerveza, aguardiente y hojas de coca a los asistentes. Y no solo en provincias y en los sectores populares se regala. El autoproclamado candidato a la alcaldía de Lima, Juan Carlos Zurek, ganó la alcaldía de La Molina regalando helados y golosinas. O sea, de pedigüeños todos tienen algo.

 

Manuel Gago

Manuel Gago
12 de noviembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Rusia 1988-2017

Columnas

Rusia 1988-2017

Quedan de la Unión Soviética inmensas edificaciones, mon...

20 de noviembre
Muchos gallos en el gallinero

Columnas

Muchos gallos en el gallinero

Candidatos que, sin remordimientos, hacen polvo la política &n...

06 de noviembre
 Martín Lutero: 500 años después

Columnas

Martín Lutero: 500 años después

En la pequeña ciudad alemana de Wittenberg, los visitantes &mda...

30 de octubre

COMENTARIOS