Carlos Arnillas Denegri

Carlos Arnillas Denegri

Tres ministros en la mira

Tres ministros en la mira
Carlos Arnillas Denegri
21 de septiembre del 2017

Fernando D´Alessio, Idel Vexler y Enrique Mendoza

Acabamos de superar una difícil situación debido a la impericia política del Ejecutivo y a la arrogancia de Fuerza Popular. Este partido puso contra las cuerdas al Gobierno de PPK, secundado interesadamente por la izquierda, que buscó y consiguió presentar como trofeo de guerra, para los sectores más radicales del magisterio nacional, la cabeza de la ex ministra de Educación Marilú Martens.

Ese inútil enfrentamiento arrastró otra víctima: Fernando Zavala, quien renunció al premierato al no recibir el voto de confianza que esperaba del Congreso. Sin embargo esta coyuntura permitió realizar también ajustes en cuatro ministerios que no estaban funcionando bien (Justicia, Salud, Educación y Vivienda); así como desdoblar los cargos de Economía y el premierato, que ejercía el antecesor de Mercedes Aráoz.

Los nuevos ministros tienen experiencia en gestión pública y cuentan con gran currículo profesional, y pueden contribuir a que el Gobierno enmiende rumbos en sectores cruciales como salud, educación, vivienda y justicia. Asimismo, la premier, Mercedes Aráoz, quien en el Gobierno aprista se desempeñó como ministra de Economía y Finanzas y de Comercio Exterior y Turismo, tiene la oportunidad de demostrar que ostenta mejores condiciones negociadoras que su antecesor en el equipo de PPK.

Fernando D’Alessio, es un excelente administrador de empresas, doctorado en Business Administración y ex director y fundador de Centrum-Católica, una de las escuelas de posgrado de mayor prestigio en Latinoamérica. Su perfil se ajusta a lo que requiere el sector. Es decir, es experto en administración y operaciones, lo que le permitirá implementar mejores procesos en los sistemas de salud, así como la eliminación de la corrupción y la dotación adecuada y oportuna de medicamentos básicos en postas médicas y centros hospitalarios a nivel nacional.

En Educación, el Dr. Idel Vexler ha sido uno de los pioneros de la reforma educativa, en la que impulsó la meritocracia como factor de superación de los educadores y la igualdad de género, entendida como igualdad de oportunidades y la no discriminación. Ahora tendrá la difícil tarea de limpiar su portafolio de elementos caviares y extremistas infiltrados durante los gobiernos de Paniagua, Toledo y Ollanta Humala. Es digno de destacar que su vasta experiencia como educador y maestro le ha permitido recibir las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta.

Otro ministro que ya se encuentra en la mira de la izquierda criolla, como los dos anteriores, es sin duda el Dr. Enrique Mendoza, titular de Justicia. Mendoza tiene una gran trayectoria profesional y excelente desempeño como presidente de la Corte Suprema, jefe de la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) y presidente del jurado Nacional de Elecciones. Máster en Gestión y Análisis de Políticas Públicas por la Universidad Carlos lll de Madrid, tendrá como misión poner punto final al reinado de los topos, quienes desde la época de Diego García Sayán —ministro de Justicia del Gobierno de Valentín Paniagua— se instalaron en ese portafolio, preconizando su antifujimorismo fanático.

Cabe destacar que ni bien juramentó el nuevo gabinete, que se presentará el 12 de octubre al Congreso para la consabida ratificación de confianza, los enemigos del sistema comenzaron a disparar dardos contra Fernando D’Alessio (a quien acusan de ser un elemento dictatorial), Idel Vexler (por ser proaprista y haberse desempeñado como viceministro de Educación en el Gobierno de Alan García) y Enrique Mendoza (el futuro y probable facilitador del indulto al ex presidente Alberto Fujimori, facultad que constitucionalmente es exclusiva del presidente de la República). Esperamos que ni el Poder Ejecutivo ni Fuerza Popular caigan en la jugada desestabilizadora de la izquierda, que con el apoyo de algunos medios de comunicación siguen preconizando su antifujimorismo obcecado.

Recordemos que más del 80% de los peruanos desea paz, desarrollo y mano dura contra la inseguridad ciudadana. Asimismo requiere una mejora sustantiva del sistema educativo, de los sistemas de salud pública y una justicia que esté al alcance de todos, y que no sea digitada por el odio. Creemos que el actual gabinete ha sido sustancialmente mejorado, por lo que ahora corresponde dejarlo trabajar, sin escuchar los cantos de sirena de ínfimas minorías que ya bastante daño le han causado al país.

 

Carlos Arnillas Denegri

 
Carlos Arnillas Denegri
21 de septiembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

En el Perú nadie tiene corona

Columnas

En el Perú nadie tiene corona

El presidente debe comparecer ante la Comisión Lava Jato Las r...

19 de octubre
La lección que deja el fútbol a la política

Columnas

La lección que deja el fútbol a la política

Durante las últimas semanas el Perú ha vivido una gran e...

12 de octubre
¿El Perú es tierra de nadie?

Columnas

¿El Perú es tierra de nadie?

Ante el silencio cómplice de las autoridades Hace cinco a&ntil...

05 de octubre

COMENTARIOS