Darío Enríquez

Darío Enríquez

Situación política de PPK ya es insostenible

Abrumadora acumulación de indicios y pruebas lo condenarían

Situación política de  PPK ya es insostenible
Darío Enríquez
06 de diciembre del 2017

Cada día que pasa, la situación política de PPK se agrava con revelaciones cotidianas de sus vínculos, negocios y asociaciones con diferentes personajes convictos y confesos respecto de la participación en la gran mega-corrupción del socialista Foro de Sao Paulo, el Partido de los Trabajadores del socialista Lula Da Silva y sus brazos financieros mercantilistas de Odebrecht, OAS, Camargo & Correa y otros.

 

No se trata sólo de contundentes e irrefutables pruebas que nos hablan de su participación directa como operador principal del corrupto y prófugo ex presidente Alejandro Toledo (ver http://elmontonero.pe/columnas/erase-una-vez-un-presidente-y-su-ministro-favorito), donde en cada uno de los trámites fraudulentos que requería Odebrecht para hacerse del proyecto de la Interoceánica y por la que pagaron $23 millones en coimas a Alejandro Toledo a través de cuentas de su amigo Josep Maiman, en cada uno de esos trámites aparece PPK.

 

Estos trámites fraudulentos operados directamente por PPK a favor de Odebrecht como contraprestación a la coima solicitada por Alejandro Toledo, tenían un elemento que podría obrar débilmente como un argumento a favor de PPK: en esos tiempos, había una gran presión para sacar adelante ese proyecto sí o sí, en especial por parte de las levantiscas poblaciones del Sur del Perú a quienes Toledo en campaña les había prometido “¡Por aquí pasará la carretera Interoceánica, carajo!”.  Sin embargo, últimas revelaciones de Marcelo Odebrecht han diluido el argumento de la presión popular.  Según el CEO de la mega-corrupción, usando un lenguaje gangsteril, asegura que luego de terminado el gobierno de Toledo, “curaron heridas con PPK” contratando sus servicios profesionales a través de empresas intermediarias, pagando esos “honorarios” con la llamada “caja dos”, la que se usaba siempre para el financiamiento de la mega-corrupción.  Evidentemente, esos servicios profesionales eran ficticios.

 

Pero ahí no queda la cosa.  Ahora que cuatro de los hombres más ricos del Perú han sido apresados preventivamente debido a sus vinculaciones con la mega-corrupción auriverde, salen a la luz hechos que la fiscalía conocía pero que no eran de dominio público: diversos negocios conjuntos, empresas efímeras formadas para triangular gestión financiera de intereses en grandes proyectos de inversión, tenían a muchos de esos reos en prisión preventiva compartiendo tanto acciones como sillones del directorio con Marcelo Odebrecht, Jorge Barata (el hombre de Odebrecht en el Perú) y Pedro Pablo Kuczynski.

 

También estâ el registro comprobado de un abono a favor de una de esas tantas empresas usadas para la gestión financiera de intereses, por más de $250,000 dólares americanos, que hoy conocemos pero que fuera ocultado deliberadamente a inicios del 2016 por el entonces congresista Juan Pari.  Por si fuera poco, otra vez como efecto de una declaración de Marcelo Odebrecht, un hombre de extrema confianza de PPK, Mariano González - el llamado “ministro del Amor” por el escándalo de nepotismo que lo hizo renunciar a un ministerio- recibió de Odebrecht durante la campaña electoral 2016, la suma de $77,777 dólares americanos por una asesoría fantasma y al día siguiente, transfirió el 90% de ese importe como donación al sostén financiero de la campaña electoral de PPK.  Recordemos que González, desde una biografía política desconocida, logró la casilla 1 en la postulación al parlamento andino -que prácticamente aseguraba su elección- y una vez instalado en el gobierno, PPK lo nombró en la estratégica cartera del ministerio de Defensa.  Ya nada sorprende en PPK y su entorno.

 

PPK debe renunciar.  Por amor al país que lo vio nacer y que su padre eligió como inmigrante para entregarle la vida como pocos por amor al Perú.  Nuestro actual presidente debe ahorrarnos el difícil trance de un penoso proceso de vacancia presidencial que se cae de maduro.  Su persistente negativa a responder preguntas de la comisión parlamentaria que investiga la mega-corrupción, cuando debería aprovechar ese foro para disipar toda duda, esa persistente negativa lo hace aparecer como culpable sin atenuantes frente a los ciudadanos que exigimos conocer la verdad desde el testimonio personal y directo del actual presidente de la República.  Nos debe muchas explicaciones.  Salvo que nos sorprenda con explicaciones contundentes y documentadas.  Aquí no se trata si la ley protege la investidura presidencial y no estaría obligado a nada.  La realidad estâ por encima de cualquier dispositivo legal por demás artificial: los ciudadanos exigimos conocer la verdad.  Queremos la verdad de los hechos, no su falsificación por parte de burócratas judiciales que no hacen su trabajo por inepcia o lo tuercen por corrupción.

 

En este sombrío panorama, PPK tiene a su favor dos temporizadores que le permitirían mantenerse a flote un tiempo más, pese a guarismos de aceptación que no llegan ni al 20%.  Estos son las fiestas navideñas en diciembre 2017 y la visita del Papa Francisco en enero 2018.  Acaso estarían corriendo por cuerdas separadas, por un lado la indignación popular y la pulverización de la investidura presidencial, por otro lado una economía que reacciona con cierto vigor positivo al estimulante efecto del precio del cobre que sigue en aumento.  En febrero y  marzo, meses de caras largas por los gastos escolares y la presión tributaria, se podría configurar un escenario en el que la calle decida -con todo el riesgo que implica- la salida abrupta y violenta de un presidente en ejercicio manchado de corrupción y de cobardía.  

Darío Enríquez
06 de diciembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

La red mediática social-fascista que pretende controlar el Perú

Columnas

La red mediática social-fascista que pretende controlar el Perú

Sin duda, no lo hace por amor. Actúa desde siempre, y es posibl...

13 de diciembre
Debemos salir en defensa de la Paisana Jacinta

Columnas

Debemos salir en defensa de la Paisana Jacinta

  El último gran suceso del cine nacional peruano es la p...

29 de noviembre
Los subsidios estatales en el periodismo deben terminar

Columnas

Los subsidios estatales en el periodismo deben terminar

Las reformas de los noventa y los conceptos dominantes —desde en...

22 de noviembre

COMENTARIOS