EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Respuesta a Hugo Otero

Columna

Respuesta a Hugo Otero

22 de Septiempre del 2015

Debate sobre la democracia delegativa

Un punto reiterado que he notado en los comentarios que, como el del señor Otero, aluden a mi declaración sobre democracia delegativa dada a El Comercio, es que confunden, no sé si adrede, una opinión personal con el plan de un eventual gobierno fujimorista, y extienden una concepción del poder político -que sin ser tan liberal y republicana sí es democrática y conserva derechos fundamentales- a una forzada asociación con un autoritarismo duro que nada tiene que ver con la evidente conducta de tolerancia democrática de Keiko y su reconocido esfuerzo por la institucionalidad de nuestro partido.

Más aún cuando al hablar de "democracia delegativa" hablamos de un concepto laxo dado a la interpretación. Opinión que recogí de dos estudiosos como O'Donnell y Althaus, y que ,como sabrá, consiste en delegar más poder en el gobernante que debe enfrentar un escenario de crisis con el objetivo de su resolución. Como fue el escenario que heredó Alberto Fujimori del "aprocalipsis" que nos legó su líder García. Quien, dicho sea de paso, tampoco fue ajeno a lo delegativo, solo que -cayendo en la eventual distorsión con la que usted maneja el concepto- ,aquí, más que una delegación del pueblo, fue del ego, y no para salvarnos de una crisis pues ésta no fue causa sino efecto de tan singular delegación.

Pero Ud. lo lleva al extremo de asociarla al concepto de "democracia autoritaria" que le atribuye al ex ministro Cisneros Vizquerra: "¿Se estará refiriendo Kenji Fujimori a un gobierno de ese tipo?", se pregunta. Mi respuesta obvia es no.

Ni mi padre ni sus hijos creemos que "el mejor terrorista es el terrorista muerto", menos que "es válido exterminar 60 pobladores inocentes para matar a 3 senderistas”. Y, por cierto, tampoco admiramos "la mística“de SL, como su jefe.

La captura de los principales cabecillas terroristas sin derramar una gota de sangre y basada en  inteligencia y la política de pacificación 003 así lo demuestra.

Reiteradas veces hemos hecho "mea culpa" y reconocimiento de errores sobre aspectos del gobierno de mi padre, pero más allá de las discrepancias, no creo que comparta usted la tesis genetista de que los hijos somos necesariamente una copia de nuestros padres. ¿Diría Ud. lo mismo del democrático y buen periodista Cisneros junior? . No lo haga entonces con nosotros. Menos con sus nietas.

Señor Otero, mi padre no sé si nos delegó pero sí nos legó algo: el valor de la paz y la vida, cuando derrotó al terrorismo; el escuchar e incluir, cuando ejerció un liderazgo presencial llevando el Estado allí donde antes solo había vacío.

Y es oportuno recordar, hablando de autoritarismo, que la Constitución que usted defiende es la del fracaso económico y la pobreza y la que tuvo como condición previa recoger "las reformas" de la dictadura militar de los 70. La del 93 ,en cambio, es la que permitió que la pobreza ,que es la peor forma de autoritarismo, se redujera como nunca antes en la Historia del Perú.

Por último el empoderamiento delegativo en la figura del presidente se da, en el contexto del contragolpe del 92, en un momento de crisis inédita pero, sobre todo, en un momento en que dicha crisis no tuvo como contraparte la unidad de las distintas fuerzas políticas, como correspondería a una oposición republicana (la otra cara de la moneda en una democracia delegativa) sino al revanchismo político que se expresó en el boicot y debilitamiento de la figura presidencial con el recorte de sus atribuciones, cuando la disyuntiva era salvar al país o convertirnos en un Estado fallido.

Por: Kenji Fujimori