Arturo Valverde

Arturo Valverde

Mozart Stone

La influencia y vigencia del gran músico austríaco

Mozart Stone
Arturo Valverde
16 de noviembre del 2017

Hace unos días vi un documental sobre Keith Richards, uno de los integrantes de la legendaria agrupación The Rolling Stones, que lleva por título Keith Richards: under the influence, y pasé un buen rato sentado frente al televisor, disfrutando de la maravilla de contar con Netflix en casa. Pero no voy a escribir sobre la influencia del blues en la música de este Rolling Stone, ni la manera en que esta banda ha influenciado tremendamente en otros músicos; en el caso peruano, por ejemplo, tenemos a Pedro Suárez Vértiz. Lo que captó mi atención fue la predilección de Keith Richards por otro grande la música: Wolfgang Amadeus Mozart, uno de mis preferidos.

Keith Richards menciona algunos de los nombres de los músicos que solía escuchar cuando era joven, y en esa larga lista estaba Mozart. Al escuchar esto pude buscar mis discos de The Rolling Stones, pero preferí escuchar la música del otro clásico. Realmente algunas composiciones de Mozart nos acercan a lo divino y celestial, como me sucede al escuchar el Concierto para Piano Nº21 y algunas sonatas para piano muy conocidas, como el Alla Turca. Son muchas sus composiciones, pero le tengo un gusto especial al Requiem, porque suele recordarme aquellos años del coro de San Fernando, bajo la dirección del maestro Wilfredo Tarazona. Recuerdo incluso que cantamos el Requiem de Mozart acompañados por la Orquesta Sinfónica Nacional el día de la despedida del maestro José Carlos Santos.

Con la nostalgia en la vena, volví a ver la película Amadeus (1984), que trata sobre la vida de este grande de la música clásica. Una película que todo cinéfilo y amante de la música debe mirar. Mozart también es uno de los preferidos en casa. Mi pequeño hijo y yo, solemos jugar con sus Hotwheels mientras escuchamos una selección de sus sonatas para piano en Youtube. Mozart es un gran acompañante para todos.

Quiero confesarles que cuando no he podido ordenar mis ideas o tengo algo dándome vueltas por la mente, la música de Mozart se encarga de poner todo en su sitio. Es como si le echara aceite a cada engranaje de mi cabeza. El mismo efecto tiene en mí la música de Miles Davis, en especial, el disco Bitches Brew.

Desde aquí un saludo a todos los fans de Mozart, y a los chiqui Mozart del mundo.

Arturo Valverde
16 de noviembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Qué quiere Vilcatoma?

Columnas

¿Qué quiere Vilcatoma?

  La congresista Yeni Vilcatoma parece que no se ha dado cuenta ...

07 de diciembre
Reconstrucción y burocracia

Columnas

Reconstrucción y burocracia

  La reconstrucción de las ciudades afectadas por el fen&...

30 de noviembre
La izquierda acabará con el jabón

Columnas

La izquierda acabará con el jabón

La declaración del publicista Valdemir Garreta, dueño de...

23 de noviembre

COMENTARIOS