Eduardo Zapata

Eduardo Zapata

Marvel triple X

Avengers congresales: aprovechados ganapanes del poder

Marvel triple X
Eduardo Zapata
22 de marzo del 2018

 

De frente y a la vena: con prescindencia de la renuncia del Presidente, este ya estaba vacado y el desarrollo/crecimiento del país afectado en el futuro inmediato, acarreando un terrible daño a la moral pública.

Hoy hubiésemos sabido si nuevos congresistas, con el alma inocente de la niñez, habrían de convertirse en avengers. Con la aclaración de que a diferencia de los simpáticos personajes de Marvel, los nuestros serían aprovechados ganapanes del poder. Hoy hubiésemos sabido, en fin, si el odio discrecional al apellido Fujimori —que impulsó a muchos electores de PPK— habría de devenir en que sea el propio Alberto quien terminara siendo acreedor —y acaso garante— de la supervivencia de PPK.

Estimo que ni los más férreos defensores del Presidente —y a la luz de las informaciones que se han venido sucediendo en su Gobierno— crean ya que este distinguía lo público de lo privado. Y que consecuentemente no había incurrido en reiteradas faltas morales. Y es más que obvio que si el mismo Presidente no lo distinguía ni lo evidenció en su conducta y decires, muchos de aquellos que aún lo apoyaban tendrían motivaciones ajenas a la moral.

¡La gobernabilidad!, se dijo. Sin embargo —y como él mismo lo ha admitido en su mensaje póstumo— un Presidente debilitado al extremo y vacado ya por la población tenía escasas fortalezas para lograr el cometido de la correcta gobernanza. De no ser vacado hoy o haber renunciado como lo ha hecho, hubiésemos languidecido política y económicamente hasta el advenimiento en el 2021 del Mesías salvador. Que no habrá de creer en avengers ni principios democráticos, por cierto.

La única salida democrática era aquella prevista constitucionalmente: la asunción del vicepresidente Vizcarra a la primera magistratura. Y el nombramiento de un primer ministro con peso propio. Capaz de convocar —por su prestigio— un Gabinete de gente dispuesta a jugársela por él y por el país. Y capaz por ello de neutralizar intentos desestabilizadores de la oposición.

Obviamente, nada de lo que ocurre estaba en el libreto del Marvel criollo. Aquí se trataba simplemente de yo/mí/me/conmigo y tú/ti/te/contigo. La gobernabilidad y la institucionalidad del país nunca estuvieron en el libreto, sino como parlamentos intrascendentes. De lo que se trataba era de cuál de las series pronominales aludidas obtendría el triunfo y todo lo que él conlleva. Y no hablamos de principios, ciertamente.

Con prescindencia de las imágenes que veremos en el Congreso, sería bueno que vayamos pensando más allá. Con miras a alcanzar el bicentenario con auténtica legitimidad democrática.

Aparte de las urgentes y profundas reformas políticas que requerimos de cara al 2021, necesitamos —lo decíamos— un primer ministro con peso específico. Personalmente creo que el prestigio internacional de Hernando de Soto, su trabajo permanente con cuadros técnicos propios y el hecho de ser una persona que no le debe nada a nadie en este país lo convierte en una persona crucial en la hora actual. Alejado de los cantos de sirena de lo políticamente correcto. En este contexto ideal, tanto el presidente Vizcarra como el propio señor Villanueva podrían ser los grandes articuladores de las voces del país postergado.

El vínculo que habíamos estado constatando entre los denominados avengers y el Gobierno era y es obsceno. Una versión triple X de Marvel. Particularmente nuestros jóvenes no merecían ver este tipo de película.

 

Eduardo Zapata
22 de marzo del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

El spa

Columnas

El spa

  No sé si todos lo habrán notado, pero cada vez q...

18 de octubre
Educación y medios

Columnas

Educación y medios

  A pesar de que la mitad de los votantes por Trump pertenec&iac...

11 de octubre
La democracia abierta

Columnas

La democracia abierta

  Con la literarización de la cultura en el siglo XVII, l...

04 de octubre

COMENTARIOS