Tino Santander

Tino Santander

Los rimanakuy por la seguridad ciudadana

Los rimanakuy por la seguridad ciudadana
Tino Santander
20 de diciembre del 2016

Para acercarse a la gente y acabar con la imagen del “ministro policía”

El ministro del Interior, Carlos Basombrío Iglesias, siempre aparece en los medios de comunicación rodeado de policías. Le gusta comunicar así las reformas que realiza en esa institución y en su ministerio. Sin embargo, nunca lo vemos rodeado de los vecinos de los sectores populares que son los que más sufren la inseguridad y la violencia creciente en el país. Estas dos imágenes son completamente diferentes. La primera nos muestra a un Ministro cercano y comprometido con la burocracia policial. La otra, a uno lejano y desentendido de los problemas cotidianos de la gente.

La imagen del "ministro policía" nos señala el rumbo que el señor Basombrío ha preferido darle a su gestión, entendiendo que esta se inicia en la Policía y con su reorganización, y no en el contacto directo con los ciudadanos y sus problemas. Lo hemos visto, hace poco tiempo, anunciando entusiasta el retiro de 800 oficiales, la promoción de otros y la creación de un nuevo organigrama para el funcionamiento del Ministerio del Interior.

Todos estos cambios son aparentemente pertinentes y necesarios administrativamente. Pero observamos al señor Basombrío más como jefe de Comunicaciones y Relaciones Públicas de la Guardia Civil que como líder presente en los barrios, poblaciones y provincias para conversar y para solucionar con los vecinos los dramáticos e increíbles problemas que afrontan. La autoridad se ejerce para solucionar problemas, y solo no para mandar. El estamento policial es un medio de servicio público, pero no el centro del problema de la inseguridad que se encuentra en la vida diaria de millones de peruanos. La autoridad crece con el contacto con las personas. Esa es la manera de encontrar juntos respuestas para solucionar la desconfianza y el rechazo que la mayoría siente por la policía que el señor Basombrío dirige.

Hace ya más de dos décadas el brillante historiador Javier “Pocho” Tantaleán Arbulú, creó y organizó directamente con gran valor los rimanacuy, que en quechua significa “encuentro o entendimiento”. Bien podrían servir hoy al señor Basombrío para acercarse a la gente y romper el círculo policial en el que está atrapado. Los rimanacuy —en los que tuve el privilegio de participar en Piura, Huancayo, Cusco, Puno y Pucallpa— acercaron el Estado a los campesinos cuando Sendero Luminoso pretendía destruir el país con una guerra de terror y de sangre. Los rimanacuy fueron encuentros abiertos, con amplia participación popular de todas las expresiones sociales y políticas. Científicos sociales y analistas de diferentes tendencias han reconocido la importancia que tuvieron estas reuniones en la batalla estratégica contra las huestes terroristas.

Los rimanacuy, en otra dimensión de nuestra historia republicana, pueden efectuarse ahora para ganar el combate a la inseguridad, que es nuestro principal enemigo. El señor Basombrío puede encontrar en esta inteligente idea un arma mucho más poderosa que una pistola, una metralleta, un fusil o las eternas reformas policiales, que nunca llegan a nada porque están alejadas de la población. La única manera vencer al crimen organizado es con el apoyo de miles de conciencias dispuestas a darlo todo para que nuestras familias crezcan seguras y en paz. Señor Basombrío, decídase. Organice los rimanacuy de la seguridad y los peruanos tendremos la esperanza de que algo real se hace por el país.

Tino Santander Joo

Fotografía: El Comercio

Tino Santander
20 de diciembre del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

Miremos hacia una nueva república

Columnas

Miremos hacia una nueva república

La elección de PPK era una esperanza; pero después de cu...

21 de noviembre
El homenaje a Túpac Amaru

Columnas

El homenaje a Túpac Amaru

Desde el 4 de noviembre de 1780, día del inicio de la rebeli&oa...

14 de noviembre
San Isidro se rebela

Columnas

San Isidro se rebela

El sábado 4 de noviembre los pueblos del sur andino rememoraron...

07 de noviembre

COMENTARIOS