EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
La verdad tras los cambios del Plan Esperanza

Columna

La verdad tras los cambios del Plan Esperanza

12 de Septiempre del 2017

¿Por qué cambiar un modelo que está funcionando bien?

El Congreso de la República derogó el DL 1305 porque no cumplía la formalidad en el pedido de las facultades legislativas. Cuando el presidente del Consejo de Ministros sustentó la delegación de facultades en el Congreso, la bancada de Fuerza Popular le señaló que sus pedidos eran reducidos en varios ámbitos sectoriales, y que se necesitaba hacer algunas reformas estructurales en los sectores de Educación y Salud. Sin embargo, hasta el día de hoy no hay una propuesta clara y definida sobre los cambios en dichos sectores. Es por esta razón, que se derogó el DL 1305 que pretendía regresar el INEN a la estructura del Minsa.

Si uno analiza el fondo de la propuesta del gobierno del presidente Kuczynski, el DL 1305 pretendía “ahorrar” esfuerzos en la prevención oncológica y reducir la cobertura de atención oncológica integral a los pacientes afiliados al SIS, y que el ente ejecutor de este sistema sea el MINSA y no el INEN. Durante su gestión, el INEN pudo haber tenido algún tipo de problema, pero ello no justificaba un cambio radical a un modelo exitoso. Actualmente existen hospitales administrados por el MINSA que carecen de medicinas, equipos médicos y una infraestructura adecuada. Ahora el Gobierno castiga al INEN por hacer prevalecer su autonomía, privándolo de aumento en su presupuesto público y sobretodo cambiando su exitoso modelo de gestión. En cambio, privilegia a un grupo de élite –como el cine– “regalando” cerca de S/ 30 millones para incentivar una industria privada, en perjuicio de la salud.

Se dice que el INEN no ejecutaba eficientemente sus recursos públicos; pero se destaca que ha ejecutado cerca del 92% de su presupuesto desde el año 2007, año en que empieza a cambiar su normativa para implementar un sistema nacional oncológico, llevando su metodología de trabajo administrativo y médico al resto de provincias, y brindándoles asistencia técnica y presupuesto público a través de su OPE INEN y el PPR024-Cáncer (diseñado e implementado por INEN).

En otras palabras, gracias a la implementación del Plan Esperanza desde el 2012 se han atendido 194,761personas, de las cuales el 65% fueron personas con cáncer y el resto fueron personas que se atendieron con chequeos médicos preventivos de forma gratuita. Asimismo, en virtud de la ejecución del Plan Esperanza 99,241 personas en condición de pobreza (entre nuevos y continuadores) se han visto beneficiados con el tratamiento oncológico integral gratuito por el SIS.

Para poner un ejemplo de eficiencia de gestión, en el 2016 el INEN fue el único sistema que no fue declarado en crisis dentro de Lima Metropolitana. Sin embargo, luego del ascenso del presidente Kuczynski y su “equipo de lujo”, la crisis dentro del INEN empezó a manifestarse, debido a los cambios burocráticos estructurales durante la supuesta vigencia del DL 1305, cambio de modelo presupuestal y de forma de gestión que no está dando resultados positivos para la población.

Es cierto que en nombre el Plan Esperanza aún existe, pero este Gobierno ha transformado todo el modelo original y desea implementar su DL 1305 a través de modificaciones en las estructuras presupuestales del PPR024-Cáncer, incumpliendo las leyes aprobadas por el Congreso de la República. Para el presupuesto público del 2018 se evidencia un cambio radical en la estructura del presupuesto del INEN y el PPR024-Cáncer; con el mismo dinero dado para el 2017, en el 2018 desean hacer la mitad de actividades. Ante estos hechos, podemos preguntarnos si el Gobierno trabaja para los más pobres o los cambios planteados son eficientes.

Como congresista de la República y representante nacional estoy en el deber de elevar la protesta de los pacientes oncológicos, quienes se merecen una atención de calidad. Y me pregunto ¿por qué cambiar un modelo que está funcionando bien y que recién tiene entre cinco y diez años de ejecución? ¿Cuál es el trasfondo de implementar OncoMinsa, duplicando esfuerzos y acciones que ya venía conduciendo eficientemente el INEN? El cáncer es una enfermedad transversal, que no considera edad, sexo o condición económica; y el Estado está en el deber de brindar un sistema oncológico integral, con calidad y calidez. No solo basado en el tratamiento, sino también en la prevención, además de acercar los servicios oncológicos a los lugares más alejados del país.

Rolando Reátegui Flores

Congresista de la República