Tino Santander

Tino Santander

La tercerización de la política

La tercerización de la política
Tino Santander
19 de septiembre del 2017

Hoy los partidos son solo franquicias políticas

La tercerización o subcontratación es una práctica empresarial que consiste en contratar a otra empresa para que realice un servicio o trabajo que ella misma debería realizar. Sus objetivos son: ahorrar costos a la empresa reduciendo salarios y desaparecer los sindicatos. En el Perú, este sistema está implementado por los services y comprende aproximadamente al 80% de los trabajadores formales.

Este despiadado modelo empresarial se ha extendido a la política. Ahora los “partidos políticos” funcionan como services a favor de diversos intereses. Es decir, son grupos que funcionan como empresas privadas que tienen como único objetivo ganar las elecciones. Además conciben la política a través del marketing; es decir, son franquicias que venden y promueven imágenes e individualidades como si fuesen productos de limpieza.

Esta práctica se inició con el fujimorismo, que creaba “partidos” para cada proceso electoral con el objetivo de perpetuarse en el poder. Las franquicias fujimoristas han tenido diversos objetivos; por el momento al fujimorismo le interesa el indulto a Fujimori y no le importan las reformas que el país necesita para institucionalizarse. Tampoco quieren convertirse en un partido democrático que supere el nefasto caudillismo autoritario.

Peruanos por el Kambio (PPK) es el ejemplo de cómo funciona pragmáticamente una franquicia política. Kuczynski utilizó a diversos operadores políticos para que lo conectaran con el mundo popular y lo ayudaran a ganar las elecciones en las campañas 2011 y 2016. Sin embargo, cuando llegó al poder motejó a su partido de “gorgojos” y prescindió de ellos porque no pertenecen a su entorno social.

Otro ejemplo de service político es el Apra, que ha perdido identidad y está entre convertirse en un comité fujimorista (liderado por Velásquez Quesquén) y, por otro lado, está Jorge Del Castillo, que es el operador externo del Gobierno pepekausa. Ambas corrientes actúan en abierta contradicción. Por eso los dirigentes apristas del sur andino afirman que Alan García, es el culpable de que el partido sea percibido como un partido al servicio de la Confiep y que haya perdido su impronta socialdemócrata.

Las izquierdas son el caso más patético de desorientación política y, sin querer queriendo, están al servicio del sistema. Van dando palos de ciego al cuestionar el modelo económico sin tener una alternativa seria. Además, la izquierda parlamentaria está circunscrita a conseguir mejoras administrativas en el Congreso (asesores, oficinas, pequeñas prebendas), ha priorizado la lucha por el derecho de las minorías, la legalización de la marihuana y la defensa esnobista del medio ambiente. Es una izquierda hecha para la Confiep. Además son defensores de oficio del Gobierno neoliberal de PPK, por el cual hicieron campaña y votaron.

Por otro lado, está la inmensa mayoría, con diversidad de demandas que no son canalizadas por las actuales franquicias políticas representadas en el parlamento. Más aún, ni las conocen ni las entienden. Por eso los pueblos, comunidades, estudiantes y diversos grupos sociales crean organización sociales que empiezan a ejercer poder en todo el país, al margen del Estado y de los services políticos. Lamentablemente la democracia empieza a ser sinónimo de desorden e incompetencia, y es el primer paso para las soluciones autoritarias que cada día crecen más en los sectores populares.

 

Tino Santander Joo

 
Tino Santander
19 de septiembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

La otra verdad

Columnas

La otra verdad

Después de leer el libro En honor a la verdad, de la Comisi&oac...

17 de octubre
Sin fútbol no hay paraíso

Columnas

Sin fútbol no hay paraíso

Todos anhelamos que la selección le gane al combinado colombian...

10 de octubre
¡Solo Gareca salvará al Perú!

Columnas

¡Solo Gareca salvará al Perú!

Ricardo Gareca es el héroe que los peruanos anhelaban. Este arg...

03 de octubre

COMENTARIOS