Javier Agreda

Javier Agreda

La poesía de Constantino Cavafis

Uno de los más grandes escritores del siglo XX

La poesía de Constantino Cavafis
Javier Agreda
12 de octubre del 2018

 

El griego Constantino Cavafis (Alejandría, 1863-1933) dedicó la mayor parte de su vida al oficio de traductor mientras escribía en secreto, y corrigiendo obsesivamente, su obra poética. Solo un año antes de su muerte, cuando se supo víctima de una enfermedad incurable, hizo una selección de sus poemas para que fueran publicados en un libro. El volumen, que reunía 154 textos escritos en cerca de 40 años, fue publicado en 1935 y bastó para que su autor sea reconocido como uno de los poetas europeos más originales e importantes de la primera mitad del siglo XX.

En esa edición, el propio poeta dividió sus poemas en tres grupos: filosóficos, históricos y eróticos. Pero si bien los referentes históricos y la temática erótica son elementos recurrentes, el eje central de los textos es casi siempre la reflexión “filosófica” (ética) que reafirma los valores tradicionales (justicia, libertad, lealtad) desde una perspectiva que, de acuerdo a la crítica, puede considerarse como un antecedente del existencialismo. Como ejemplo citemos algunos verso de “Ítaca”, uno de los poemas más conocidos de Cavafis: “Siempre ten a Ítaca en tu mente; / llegar allí es tu meta, pero no apresures el viaje./ Es mejor que dure mucho,/ mejor anclar cuando estés viejo...”

Cavafis encontró en su afición por la historia, un recurso que le permitió cierta objetividad y distancia al abordar temas demasiado personales o actuales. En el poema “Satrapía” se remite a la corte de Artajerjes para mostrarnos a un hombre joven y talentoso, “hecho para trabajos bellos e importantes”, a quien solo parece interesarle el poder y la riqueza. Los períodos históricos decadentes —los últimos años del Imperio Romano o el Egipto ptolemaico— son especialmente propicios para estos fines y Cavafis vuelve constantemente a ellos. Con los referentes históricos, los poemas adquieren una marcada tendencia a la ironía, pues el autor y los lectores conocemos el destino de los personajes (emperadores, generales, filósofos) a los que encontramos justo antes de los momentos decisivos de sus vidas.

A partir de esos elementos (reflexión, historia, ironía), la poesía de Cavafis da más importancia a la estructura (al desarrollo “lógico” y la conclusión final) que a las imágenes, metáforas y toda la retórica poética tradicional; lo que permite que se traduzca a otros idiomas sin sufrir grandes pérdidas. Esas características se mantienen incluso en los poemas eróticos, de evidente índole homosexual, otorgándoles un tono contenido y evocativo (como se anuncia en el título del famoso poema “Recuerda, cuerpo”) que los libra de los excesos y estridencias en que suelen caer sus imitadores. La fugacidad de lo sensorial y la permanencia de “los deseos que pasaron sin cumplirse”, son los verdaderos temas de este conjunto de textos.

Hay mucho poemas que Cavafis escribió y que fueron dejados de lado en la edición de 1935. La mayoría son textos de juventud y primeras versiones, pero también hay algunos poemas postergados injustamente por el excesivo rigor crítico del autor. Afortunadamente todos ellos suelen incluirse en las recopilaciones de la Obra poética completa de Cavafis; como la que publicó aquí el Rectorado de la Universidad Católica, como parte de su recordada colección de poesía El manantial Oculto.

 

Javier Agreda
12 de octubre del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Bufalino y “Las mentiras de la noche”

Columnas

Bufalino y “Las mentiras de la noche”

  En la noche previa a su ejecución, cuatro revolucionari...

05 de octubre
La narrativa de Clemente Palma

Columnas

La narrativa de Clemente Palma

  Hijo del reconocido autor de las Tradiciones peruanas, Clement...

20 de septiembre
Antonio Di Benedetto y Zama

Columnas

Antonio Di Benedetto y Zama

  El escritor argentino Antonio Di Benedetto (1922-1986) dedic&o...

14 de septiembre

COMENTARIOS