Dardo López-Dolz

Dardo López-Dolz

La calle es nuestra

Es necesario entender la realidad sin minimizarla irresponsablemente

La calle es nuestra
Dardo López-Dolz
17 de abril del 2018

 

En la semana pasada la opinión pública limeña fue conmocionada por el ataque coordinado de decenas de delincuentes en Santa Catalina (La Victoria). Como es usual, tras tardar en sobreponerse a la sorpresa, voceros de la PNP buscaron enfrentar el temor fundado de la población procurando minimizar los efectos de ese ataque, atribuyéndolo a bandas de ¨barristas¨. Como si las pasiones deportivas o el título con que se definan pudiese influir en el nivel de peligrosidad que exhibe una banda armada que se muestra capaz de tomar por sorpresa una zona urbana céntrica, logrando escapar sin que haya una respuesta policial oportuna y adecuada.

Algo parecido sucedió hace poco cuando se pretendió ignorar que quienes asaltan varios bancos son asaltantes de bancos, sin importar la calificación policial que recibiera su actividad delincuencial anterior, antes de ¨ascender¨ en la escala delictiva. Lo advertí en la prensa hace ya varios años, y lo repetí con ocasión de la discusión de planes en la campaña presidencial pasada: es necesario entender la realidad sin minimizarla irresponsablemente y tomar las medidas adecuadas. De nada sirvió que una sucesión casi ininterrumpida de narradores de cuentos, remplazados por sus asesores al cambio de Gobierno, pretendieran escudarse en cifras desconectadas de la realidad, con el cómplice aplauso de un sector de la prensa: la seguridad urbana y rural se ha deteriorado dramáticamente.

El ministro del Interior, el Dirgen PNP y el Digimin deben ser conscientes de que, tras veinte meses de floro y bombo mediático, cuenta con muy poco margen de tiempo para recuperar la credibilidad de la población. Tarea difícil si consideramos el corto plazo con que se enteré el ministro de que se le encargaría tal función.

No hay razón para creer que la banda que asaltó Santa Catalina no buscará repetir el hecho, o que no será imitado por otras bandas. Inteligencia policial tendrá que ser capaz de generar la inteligencia humana y ciberinteligencia que permitan monitorear el accionar delictivo de las grandes bandas, incluídas aquellas autodenominadas “barras bravas”.

Es imprescindible generar un estándar legal de interfase de conexión obligatorio para la cámaras municipales de seguridad, que permita abastecer de información a inteligencia policial y a las centrales de respuesta rápida. Ante un evento de esas características, la respuesta deberá estar a cargo de unidades especializadas, como la SUAT, cuyo número debería elevarse hasta ser lo suficiente para cubrir eficazmente por lo menos toda la capital y las ciudades más importantes del país.

El manejo de la propuesta central metropolitana de cámaras no requiere de personal policial, sino expertos en manejo remoto de cámaras, bajo el comando de un pequeño grupo de oficiales de inteligencia y operaciones especiales. Mas que poner policías uniformados chateando o arruinando el tráfico en cada esquina, es necesario automatizar los servicios y optimizar la prevención, la cobertura de cada efectivo y el tiempo real de respuesta efectiva tras la comisión de un delito.

Para empezar a curarse, todo enfermo necesita reconocer primero que lo está. Nadie va a escandalizarse más si la propia PNP reconoce sus propias falencias en selección, capacitación, entrenamiento, organización, control y equipamiento, y busca ayuda externa para solucionarlos. Cuanto antes lo haga, mejor para los peruanos de bien. Estamos hartos de charlatanes con banda, que equiparan nuestros derechos a los de aquellos delincuentes que nos agreden.

 

Dardo López-Dolz
17 de abril del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

El Estado debe proteger a los ciudadanos honestos

Columnas

El Estado debe proteger a los ciudadanos honestos

  El cinismo fariseico y la pose antes que el resultado —i...

24 de abril
Manual para destruir una democracia latinoamericana

Columnas

Manual para destruir una democracia latinoamericana

  Primero. Tómese el tiempo (puede ser hasta cincuenta a&...

10 de abril
Un gabinete descentralizado

Columnas

Un gabinete descentralizado

  Tras un hermetismo saludable y casi total, juramentó el...

03 de abril

COMENTARIOS