Eduardo Ponce de Vivanco

Eduardo Ponce de Vivanco

La caldera de Donald Trump

En menos de cinco meses, Trump se ha puesto al borde del juicio político

La caldera de Donald Trump
Eduardo Ponce de Vivanco
19 de mayo del 2017

En menos de cinco meses, Trump se ha puesto al borde del juicio político

Robert Mueller, el prestigioso ex director del FBI, ha sido designado fiscal especial para investigar el mar de sospechas en que el presidente de los Estados Unidos gobierna a la primera potencia mundial. Desde los inicios de las primarias del Partido Republicano era claro que la exuberante e inédita personalidad de Donald Trump —así como sus arrogantes billones— crearían la polarización e incertidumbre que no solo sacuden a los norteamericanos, sino también al mundo entero. Los tuits del torbellino que ocupa la Casa Blanca mueven la “variable principal” del sistema e influyen en el comportamiento los elementos internos y externos que lo componen. Entre ellos se encuentran los republicanos, que no tuvieron más remedio que apoyarlo en el Congreso.

El fiscal especial puede notificar bajo apercibimiento, citar a cualquiera y exigir la entrega de documentación relevante por su valor probatorio. En vista de lo ocurrido con James Comey, el destituido jefe del FBI, Mueller deberá tener un desempeño impecable si quiere estar a la altura del momento y las expectativas que su designación ha generado. Su investigación se sumará a las pesquisas que seguirá realizando la poderosa planta profesional del FBI, impactada por el despido de su respetado ex director cuando no aceptó abandonar el dossier de Rusia, como el presidente le pidió.

No cabe duda de que la situación será más frágil y preocupante mientras dure el proceso, que bien podría terminar en una impugnación (impeachment) o una renuncia presidencial, como la de Nixon en el escándalo de Watergate. A pesar de su notoriedad histórica, ese caso no involucraba la presencia de una potencia extranjera que, además, es vista como el enemigo número uno de EE. UU. Es un agravante poderoso porque en la eventualidad de que la investigación demuestre colusión con Rusia (de Trump o sus asociados en la campaña presidencial) lo que se configuraría es el delito de traición. Nada menos.

El presidente no solo es odiado por los demócratas, ha logrado enemistarse también con toda la comunidad de inteligencia y con los medios de comunicación norteamericanos más prestigiosos, aparte de suscitar el recelo o antipatía de sus más importantes aliados. Se afirma, por ejemplo, que en su reciente conversación con el canciller ruso Serguéi Lavrov divulgó información ultrasecreta proveniente de un agente israelí infiltrado en el ISIS. Sin embargo, es capaz de reflexionar y corregir. Lo ha demostrado en su importante reunión con el presidente chino Xi Jinping en Miami, la visita de la canciller Angela Merkel o el radical cambio de posición en la OTAN. Pero la constante es que ejerce su cargo como si fuera el CEO de su imperio empresarial, sin frenar sus instintos ni las provocaciones vía Twitter.

En menos de cinco meses, Trump se ha puesto al borde del juicio político o, tal vez, de la aplicación de la XXV Enmienda, mecanismo constitucional mediante el cual podría ser declarado incapaz de ejercer la Presidencia. El proceso será muy duro. Y aunque salga librado, el estigma no desaparecerá. Basta seguir CNN o leer la prensa norteamericana para sentir el nivel de crispación que se vive en EE. UU. Es obligatorio preguntarse entonces por las repercusiones de esta coyuntura en el entorno internacional y en la actitud de un presidente tan explosivo y carente de serenidad. Si la colusión con Rusia es el objeto de la investigación fiscal, es evidente que el implacable Putin tiene una llave maestra en la mano; o que el sicótico régimen de Corea del Norte podría encontrar alguna forma siniestra de encajonar a Washington para encender una chispa que todos quieren evitar.

 

J. Eduardo Ponce Vivanco

Eduardo Ponce de Vivanco
19 de mayo del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Tomar a Maduro en serio es darle lo que no merece

Columnas

Tomar a Maduro en serio es darle lo que no merece

Una tiranía que aprovecha la inagotable paciencia de su pueblo ...

20 de octubre
Bolivia: a punto de vulnerar el estado de derecho

Columnas

Bolivia: a punto de vulnerar el estado de derecho

La forma más eficaz de perder el poder es abusar de él ...

13 de octubre
Durmiendo con el enemigo

Columnas

Durmiendo con el enemigo

Perú es la base de operaciones del Hezbollah en América ...

06 de octubre

COMENTARIOS