Alberto Orellana

Alberto Orellana

Importancia de propuestas de Miyashiro

Ante liberación de Morote y líderes terroristas

Importancia de propuestas de Miyashiro
Alberto Orellana
04 de mayo del 2018

 

Ante la liberación —en el fin del mes pasado— de los terroristas Osmán Morote y Margot Liendo, y la futura liberación de otros terroristas más de Sendero Luminoso y el MRTA es necesaria la aprobación de los tres proyectos de ley del general Marco Miyashiro, especialmente destinados a establecer las futuras leyes para los terroristas excarcelados. Estos tres proyectos de ley se encuentran en la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, lo que a mi parecer fue un error porque debieron estar desde un inicio en la Comisión de Defensa, donde les iban a dar mejor trato y demostrar mayor interés.

Estos tres proyectos de ley del General Miyashiro están destinados a establecer diversas normas que regirán para aquellos terroristas que salgan de las cárceles tras cumplir su condena. El primer proyecto de ley busca ponerle coto a la infiltración de los partidos políticos; es decir, a la infiltración de los elementos subversivos en la democracia a través del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

En un segundo proyecto de ley propone al Poder Judicial elaborar un registro de condenados por delito de terrorismo. Según el congresista Miyashiro, esto evitará que los subversivos excarcelados se unan a los remanentes senderistas en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem); o que trabajen como profesores, con lo que hay que tener mucho cuidado,

En su tercer y último proyecto de ley el congresista propone no extinguir las deudas civiles o reparaciones que deben asumir los sentenciados por terrorismo y que deben estar obligados a pagar. Por ejemplo, en el caso de Osmán Morote se trata de una deuda de más de S/ 9; no debería haber salido libre sin pagar la deuda o reparación civil que tiene con el Estado peruano.

Siempre tengamos presente que los terroristas están saliendo desde el Gobierno del presidente Paniagua, en el año 2000, al no reconocerles la cadena perpetua que ya tenían impuesta en el fujimorato. Continuaron saliendo terroristas con el ministro “caviar” Diego García Sayán; y desde entonces los excarcelados han estado formando los grupos denominados Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) y el Frente por la Unidad y Defensa del Pueblo Peruano (Fudep), que son el brazo político de Sendero Luminoso. Estos grupos piden la amnistía de todos los terroristas y la liberación de Abimael Guzmán, que es un imposible.

Hay muchos excarcelados infiltrados en el Ministerio de Educación, enseñando cosas erradas en los colegios; sobre todo a los muchachos que no vivieron esa época. También hay muchos excarcelados trabajando en el Poder Judicial, lo que ha permitido la excarcelación de Ollanta Humala y Nadine Heredia por parte del Tribunal Constitucional. Pero ese tema, el de los excarcelados que hoy forman parte del Poder Judicial, es motivo para otro artículo.

Por todo lo anterior, resulta indispensable y urgente que los proyectos de ley del congresista Marco Miyashiro sean aprobados. La actual coyuntura del Perú lo reclama.

 

Alberto Orellana
04 de mayo del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

PPK, Kenji y el fujimorismo

Columnas

PPK, Kenji y el fujimorismo

  Aunque la principal función de un congresista es la leg...

28 de febrero
Entre la renuncia con dignidad y la censura

Columnas

Entre la renuncia con dignidad y la censura

La falta de políticos y la intolerancia en el gobierno Pedro Pablo...

21 de junio
BUENAS RELACIONES CON TRUMP

Columnas

BUENAS RELACIONES CON TRUMP

Futuro prometedor con el nuevo gobierno de Estados Unidos La invita...

23 de enero

COMENTARIOS