EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
¿Huaicos de improvisación?

Columna

¿Huaicos de improvisación?

20 de Marzo del 2017

Reflexiones sobre la ineficiencia del Estado

 

Todos los peruanos hemos oído alguna vez esta frase: “que improvisado”. Y, aunque para un extranjero pueda parecer inicialmente algo positivo (que talento para improvisar la solución a un problema), sabemos que, en el Perú, referirse a alguien como improvisado es negativo. Y esto es lo que hemos sentido estos últimos días.

 

No todo es culpa del gobierno central. PPK y sus ministros buscan soluciones al grave problema de los huaicos. La improvisación ocurre cuando los gobiernos regionales, que reciben los fondos del gobierno central y que fueron advertidos que durante el 2016 Perú tendría una intensidad extraordinaria del fenómeno del niño, no fueron eficientes (y en muchos casos, ausentes) en realizar las obras de prevención necesarias. Ha pasado más de un año y ¿dónde están?

 

Queremos pertenecer a la OCDE, ser los líderes de Latinoamérica, pero luego nos preguntamos ¿como hemos llegado a esto? ¿Por qué no hemos podido prevenir los daños de los huaicos si sabemos que todos los años durante esta época hay fuertes lluvias al norte del país? La respuesta más común es “no todos los años tenemos huaicos de estas magnitudes.” Para un país como el nuestro, que por muchos años hemos tenido un crecimiento económico envidiado por muchos países a nivel mundial, dicha respuesta ya no es aceptable. Tenemos que estar preparado para estos momentos de crisis y más, sean por causas de la naturaleza o por factores humanos. Los países del primer mundo lo están, y para pertenecer algún día en el futuro a ese grupo, tenemos que dejar de lado la improvisación que tanto, desafortunadamente, nos suele caracterizar a los peruanos.

 

También, ¿por qué no aprender de otros países? Las imágenes de televisión nos están mostrando el tremendo drama de la gente que ha perdido todo y que no tienen un refugio ni atención prioritaria básicas.

En España, cuando ocurren las riadas (sinónimo de huaicos) las autoridades inmediatamente habilitan los polideportivos y colegios para alojar a los damnificados. Japón tiene el mayor tanque de agua subterráneo del mundo, construido con el objetivo de prevenir la inundación de Tokio.  El sistema funciona. Un tanque para proteger una ciudad de inundaciones, una reserva de agua para casos de emergencia, y refugios son algunas soluciones. Los expertos podrían decirnos más, e invertir en esas recomendaciones seria a estas alturas no solo lo adecuado pero lo necesario para realmente prevenir que ocurra esto en el futuro.

 

De toda crisis sacamos una reflexión. Primero, es sorprendente y motivante ver el esfuerzo y la ayuda que han brindado muchos peruanos para sus compatriotas más afectados. Estas donaciones y esfuerzos por cientos de voluntarios no solo marcan una diferencia para muchas familias, pero también una moral, que en momentos como estos ayudan a unir mucho a un país para decir conjuntamente #UnaSolaFuerza. Segundo, la capital ha estado con cortes de agua durante todo el fin de semana. No ha sido fácil. Largas colas, botellas de agua agotadas y el malhumor que suele ocurrir en momentos de tensión y casi desesperación. Haya ocurrido esta crisis de huaicos o no, la realidad es que aún hay más de 4 millones de peruanos que en el día a día no tienen acceso al agua potable, y en estos días todos estamos viviendo en carne propia lo preciado que es ese bien.

 

Giacomo Ugarelli - Magíster, University College London (UCL)