Heriberto Bustos

Heriberto Bustos

Hay distinciones y “distinciones”

Idel Vexler: Doctor Honoris Causa de la UNMSM

Hay distinciones y “distinciones”
Heriberto Bustos
04 de octubre del 2018

 

En un escenario cargado por confrontaciones —atizado de manera constante por algunos informativos que optan por noticias relacionadas con muertes, secuestros, robos accidentes y diversos hechos relacionados con actitudes negativas—relatar un acontecimiento de apariencia intrascendente resulta más que un contrasentido, un hecho bastante particular que insinúa mirar la vida de manera más propositiva. El jueves pasado, asistí a una ceremonia de reconocimiento que una universidad otorga a personas que han demostrado constancia, honorabilidad y una labor trascendente en los terrenos cultural, científico, gestión pública o acción ciudadana. Se trataba del otorgamiento del título de Doctor Honoris Causa por parte de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos al ex ministro de Educación Idel Vexler Talledo, docente conocido y reconocido no solo por los que nos movemos en el escenario educativo, sino por muchos peruanos.

Un acto de esta naturaleza ubica a la universidad y sus autoridades en un contexto que trasciende lo meramente académico, en tanto pretende llevarnos de la mano al entendimiento de las circunstancias por las que vienen atravesando algunas casas de estudios superiores. Estas instituciones están desalentadas y atadas, en términos de respuestas oportunas, a las exigencias de calidad que el mundo actual demanda debido al número creciente de estudiantes, las limitaciones presupuestales y las exigencias académicas, científicas, tecnológicas y ciertamente políticas. Circunstancias que hacen difícil, por un lado, responder al tránsito a la modernización, en tanto requieren de labores pedagógicas y de gestión distintas a su actividad tradicional; y por otro, restañar su distanciamiento con la colectividad.

Las acciones de reconocimiento “en representación” de la nación a personalidades que destacan o contribuyen en algún campo al desarrollo del país fueron pospuestas o reducidas por diversas situaciones. Es el caso del Doctorado Honoris Causa, máxima distinción que la universidad concede a una persona en reconocimiento a su trayectoria en el ámbito académico, científico o cultural, entrañando a la vez una invitación especial a vincularse con ella. Obviamente, para quien la recibe tiene una gran significación por su inmensa valía en tanto reconocimiento externo y público de cualidades personales y aportes profesionales.

Esta actitud de la UNMSM ennoblece más a una institución líder por infinitas razones, en tanto nos envía un mensaje claro de presencia en circunstancias adversas para el país. Es, en suma, una forma de recuperar valores y ratificar el compromiso de la universidad pública con nuestro pueblo. Por ello nos alegra este justo reconocimiento al profesor Vexler, toda vez que, al tratarse de un acto de trascendencia, constituye un espaldarazo a su trayectoria, estimulándolo a seguir transitando por el camino escogido. Una motivación necesaria para muchos, que reclama a nombre de la nación aportes sustantivos para salir de la pobreza educativa que afecta a un gran sector de la infancia, niñez y juventud. ¡Bien por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos! ¡Bien por Idel!

 

Heriberto Bustos
04 de octubre del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Cuando la rebelión al interior de los partidos tiene sentido

Columnas

Cuando la rebelión al interior de los partidos tiene sentido

  Corrían los años sesenta del siglo pasado y los ...

17 de octubre
Democracia, civismo y descentralización

Columnas

Democracia, civismo y descentralización

  Esperanza y preocupación marcan el discurrir de los res...

10 de octubre
La coyuntura exige cambios en los partidos políticos

Columnas

La coyuntura exige cambios en los partidos políticos

  Mientras el Ejecutivo, en un escenario de crisis, toma la inic...

26 de septiembre

COMENTARIOS