Giacomo Ugarelli

Giacomo Ugarelli

Have a nice trip, PPK

Have a nice trip, PPK
Giacomo Ugarelli
20 de febrero del 2017

Presidente peruano le puede hablar de “tú-a-tú” a Donald Trump

Esta semana PPK visitará al presidente Trump en Washington, y a la Universidad de Princeton para recibir un reconocimiento por ser un alumni destacado. Como es natural en la política, algunos miembros de la bancada fujimorista han salido a cuestionar el viaje. Otros han dado una noticia de conspiración en la que indican que PPK se reunirá con Toledo (aunque Zavala lo desmiente). Pero fuera de todo ello, este viaje del presidente es una muy buena oportunidad para mejorar la imagen del Perú en el exterior y dar un paso fundamental en su relación con la primera potencia mundial.

Todos los ex presidentes en el ámbito internacional suelen traer sospechas de corrupción. Nuestro país ha demostrado que, aunque tarde, sí lucha contra la corrupción y ningún ex presidente se salva, “caiga quien caiga”. Pero, con la posible idea que el Perú tendrá el desafortunado Guinness World Record como el país con más ex presidentes en la cárcel, es importante reforzar la imagen de seriedad para el Perú en el exterior, y no hay mejor candidato que PPK. Con un CV académico y profesional (desde el punto de vista que uno quiera analizarlo) mejor que el del mandatario norteamericano, PPK le puede hablar de “tú-a-tú” a Donald Trump. Por muchos años el Perú no ha estado en una situación así (definitivamente, no era el mismo caso cuando Humala se reunía con Obama).

En muchas partes del mundo se está mirando esta reunión, ya que será la primera vez que Trump se reúne con un líder “latino”. Antes que Argentina, antes que Chile, antes que Brasil y antes, por los temas que todos conocemos, que México. También, tenemos la oportunidad de preguntarnos dónde está Evo Morales, dónde está Nicolás Maduro. Desde que llegó Trump ambos han estado internacionalmente muy silenciosos. Evo se dedica a construir un museo sobre su persona en su pueblo natal, de apenas 600 habitantes (y un costo de $8 millones de dólares), mientras que Maduro sigue siendo el mismo inmaduro de siempre, pero ya sin referirse a Trump como el “pelucón” (como lo hacía cuando Donald era candidato y no presidente).

Tendremos problemas internos y divisiones políticas, pero en el exterior, con el liderazgo de PPK y el canciller Luna, estamos demostrando ser un país que cuenta no solo con profesionales altamente preparados, sino también afortunadamente decentes, que es lo que espera el pueblo de sus gobernantes. Además, para todos aquellos que critiquen a PPK por ser muy “gringo”, este viaje nos vendrá bien, ya que se debería llevar mejor con su buddy americano (y las relaciones personales entre líderes influyen mucho en las relaciones de los países). Así que buen viaje, presidente. Solo ojo y cuidado con el estrechón de mano de Trump. Como se ha visto, Trump quiere demostrar con su lenguaje corporal que es él quien lleva la conversación, y usted está por encima.

Magíster. University College London (UCL)

Por: Giacomo Ugarelli

Giacomo Ugarelli
20 de febrero del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Europa ¿en marcha?

Columnas

Europa ¿en marcha?

Viejo Continente aún no está libre de populismos de ultraderecha ...

11 de mayo
En busca de Kennedy

Columnas

En busca de Kennedy

Lecciones de 1962 para la situación de Corea La crisis de los misi...

27 de abril
La ironía de la paz

Columnas

La ironía de la paz

El mundo según Donald Trump En las ciencias políticas existe una...

20 de abril

COMENTARIOS