Giacomo Ugarelli

Giacomo Ugarelli

Francia: ¿la última esperanza para la Unión Europea?

Francia: ¿la última esperanza para la Unión Europea?
Giacomo Ugarelli
08 de febrero del 2017

UE en el momento más crítico de su historia

En los últimos días las noticias más transcendentales en el Perú han sido Trump, Toledo y Odebrecht. Mientras en el Viejo Continente, a menos de dos meses para las elecciones en Francia, la Unión Europea (UE) entra en probablemente el momento más crítico de su historia. Si vence el populismo y la ultraderecha, es muy probable que la institución que trajo tanto optimismo, paz y prosperidad tenga sus días contados.

La UE está compuesta por 28 países miembros. Sin embargo, a pesar de que por respeto diplomático todos los miembros son considerados “iguales”, la realidad política es otra. El peso de la UE descansa sobre todo en Alemania, Francia y el Reino Unido. Con el Brexit en camino, tenemos que preguntarnos si la UE podría sobrevivir al golpe de un “Frexit”, y seguir adelante contando solo con Berlín, un liderazgo cada vez más desacreditado por los políticos que prometen no convertir sus países en “una colonia Alemana”.

El panorama francés incluye una izquierda debilitada, un político centro-derechista y tradicional llamado François Fillon (inmerso en un escándalo de corrupción vinculado a unos pagos indebidos a su esposa), y dos candidatos antisistema con programas opuestos: Marie Le Pen y Emmanuel Macron. Según las últimas encuestas, Le Pen ganaría la primera vuelta de las elecciones; pero perdería en la segunda, ya sea contra Macron o contra Fillon. No obstante, como se ha visto en Estados Unidos y el Brexit, las encuestas pueden equivocarse en unas votaciones tan polarizadas. En Francia también existe el voto oculto: muchos franceses no querrán confesar su intención de votar a Le Pen porque, como ocurría con Trump, votar a un candidato así te convierte (equivocadamente) en xenófobo y racista.

Macron pide unidad, optimismo, un futuro con la Unión Europea y menos dependencia (especialmente en temas de seguridad) de Washington. Él es el único que puede devolver la certeza a la UE en una época de desintegración, ya que Fillon es prácticamente un caso perdido. Pero muchos críticos no confían en los programas de Macron por falta de credibilidad presupuestaria.

Le Pen (como lo fue Trump) aparenta ser la candidata que proyecta un cambio verdadero. Ella busca sacar a Francia de la Unión Europea (sí, un Frexit), castigar a las empresas con un impuesto adicional si contratan a extranjeros y, como Trump, construir una economía proteccionista. Y es precisamente por esto que Trump podría ser la mano derecha de Le Pen, o su talón de Aquiles. Lo que ocurra en los próximos meses en Estados Unidos tendrá un impacto en estas elecciones francesas. Si los franceses perciben que los norteamericanos (no el mundo) están mejor con Trump, Le Pen tendría en sus manos todos los argumentos necesarios para respaldar sus políticas discriminatorias.

Como dijo el conocido escritor francés Alexis de Tocqueville, “cuando el pasado ya no ilumina el futuro, el espíritu camina en la oscuridad”. ¿Será este el camino de la UE? El 23 de abril tendremos un avance...

Por Giacomo Ugarelli

Magíster, University College London (UCL)
Giacomo Ugarelli
08 de febrero del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Europa ¿en marcha?

Columnas

Europa ¿en marcha?

Viejo Continente aún no está libre de populismos de ultraderecha ...

11 de mayo
En busca de Kennedy

Columnas

En busca de Kennedy

Lecciones de 1962 para la situación de Corea La crisis de los misi...

27 de abril
La ironía de la paz

Columnas

La ironía de la paz

El mundo según Donald Trump En las ciencias políticas existe una...

20 de abril

COMENTARIOS