Iván Arenas

Iván Arenas

¡El periodismo de alquiler!

Sobre la regulación de la propaganda estatal

¡El periodismo de alquiler!
Iván Arenas
21 de noviembre del 2017

El proyecto de ley presentado por el congresista Mauricio Mulder, que regula la propaganda estatal en los medios de comunicación privados, es un mazazo directo a algunos medios de comunicación, cuyos dueños y periodistas se han puesto al servicio del Gobierno pepekausa. Sin duda, el proyecto de ley presentado por Mulder encendió las alarmas en alguna prensa y se ha empezado a desarrollar la bendita idea de que es un atentado contra la libertad de expresión.

¿Por qué Mauricio Mulder presenta, en este contexto, esta tremenda iniciativa de ley? Por una razón sencilla. Durante el Gobierno nacionalista, la pareja presidencial Ollanta-Nadine desarrolló una estrategia antifujimorista y antiaprista, en la que algunos medios de comunicación —con sus periodistas y analistas— fueron la punta de lanza en las embestidas mediáticas contra Keiko Fujimori y hacia Alan García. A través de contratos de publicidad, el nacionalismo pudo concentrar un grupo de periodistas y analistas que actuaron y actúan según consignas. Estimado lector, ¿sabe usted cuántos portales contestatarios “antis” existen sin una pizca de publicidad?

Pues bien. Al ganar PPK las elecciones la estrategia continuó. Algunos medios de comunicación y periodistas desplegaron y continuaron desarrollando ideas falsas, bajo la anuencia del Gobierno pepekausa. Entre ellas la de un Congreso obstruccionista dominado por el fujimorismo. Otra idea desarrollada es que el fujimorismo quería la vacancia presidencial a cualquier costo. Otra menuda idea era que Keiko solo buscaba la libertad de Alberto Fujimori. En todo caso, ¡tremendas ideas y ninguna cumplidas! De lo que se trata entonces, es de irradiar la idea de un fujimorismo rabioso y vengativo que debe ser “vetado” bajo cualquier forma. ¡Y estos medios de comunicación financiados con dinero estatal actuaban en contra del fujimorismo!

Es cierto que el fujimorismo ha tenido dos grandes errores que ya pasan factura. El primero es no diseñar una consistencia ideológica que estructure Fuerza Popular; y el segundo es que no ha sabido administrar todo el poder para salir de la trinchera a la que medios y periodistas palaciegos los han llevado.

Ahora, el proyecto de Mulder no solo se limita a lo que ocurre en Lima. En distritos como Echarati (en La Convención) o San Marcos (Ancash), las autoridades pagan miles de soles a mercenarios que fungen de periodistas. Igual sucede en ¡todas las regiones, provincias y distritos del país! Aquí hubo una parranda con dinero público. Ojalá y también se pare la mano en las provincias del Perú. ¡A garrotazos!

No se sabe en qué momento se descontroló todo. De alguna manera, luego de la victoria de PPK en la segunda vuelta contra Keiko Fujimori, se creía que ambos partidos —Fuerza Popular y Peruanos Por el Kambio— irían hacia una convergencia natural de mínimos posibles; porque a fin de cuentas, se trata de dos fuerzas promercado. No obstante, luego de más de un año de gobierno, los espacios para cualquier confluencia se van cerrando.

Iván Arenas
21 de noviembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

El factor Vilcatoma y la campaña de demolición

Columnas

El factor Vilcatoma y la campaña de demolición

  Cuando el 16 de setiembre del 2016 —hace más de u...

12 de diciembre
¡Más plantas de tratamiento de agua para el Perú!

Columnas

¡Más plantas de tratamiento de agua para el Perú!

  Semanas atrás una opinión del presidente Pedro P...

05 de diciembre
Antifujimorismo: el error histórico del vargasllosismo

Columnas

Antifujimorismo: el error histórico del vargasllosismo

  La bronca entre el fujimorismo y el liberalismo –aglutin...

29 de noviembre

COMENTARIOS