Iván Arenas

Iván Arenas

¿El norte antisistema?

Ante las deficiencias en la Reconstrucción con Cambios

¿El norte antisistema?
Iván Arenas
31 de octubre del 2017

No obstante la renuncia de Pablo de la Flor a la dirección ejecutiva de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) y a las (nuevamente) ligeras opiniones del presidente Pedro Pablo Kuczynski, sobre que ahora el Gobierno hace trabajos de prevención y por eso "no ven tantas casitas construyéndose" (¡tremenda bofetada a los afectados!), una sospecha empieza a tomar forma: si el Ejecutivo no se apresura en reconstruir las regiones costeras (sobre todo Ancash, La Libertad, Lambayeque, Piura y Tumbes) es posible que estas empiecen a mirar con agrado hacia quien represente con mayor nitidez la propuesta antisistema, y lo apoyen en las próxima elecciones presidenciales.

Ahora bien, quizá vale señalar un primer tema. A pesar de que ese sector de medios y periodistas que apoyan al Gobierno callen en todos los idiomas, desde hace tiempo se sabía de sobra de las malas relaciones entre Pablo de la Flor y las autoridades locales. Hubo incluso paros y protestas contra De la Flor en Piura y Lambayeque. De hecho, no es la primera vez que De la Flor tuvo duros calificativos contra las autoridades locales, demostrando así muy poca muñeca política.

¿Por qué las regiones costeras —afectadas por El Niño costero— mirarían con agrado al representante antisistema? Por varias razones; entre ellas porque, a más de un año, el Ejecutivo pepekausa demuestra su poco talento tecnocrático (incluya el aeropuerto de Chinchero, estimado lector). No hay pues, ¡Gobierno de lujo! A ello se suma que la percepción ciudadana suele confundir Estado con Ejecutivo. Quizá una última es que gobernadores regionales suelen esquivar las responsabilidades y le echan la culpa de todos los males al Gobierno central.

Vale recordar cómo la región Ica, en el 2011, luego de que el Forsur no pudiera cumplir con todos los objetivos establecidos, votó mayoritariamente por el Ollanta Humala de polo rojo. Es decir, cuando este primer Ollanta se presentaba como el abanderado del antisistema. ¿Por qué las regiones costeras del norte no podrían votar por un candidato de polo rojo frente al fracaso de la reconstrucción? Tremenda pregunta.

Si el norte gira hacia la búsqueda de un candidato antisistema, complicaría las cosas para los defensores del modelo económico. Se suele decir que el sur casi siempre vota por el antisistema bajo cualquier nombre y apellido. De allí que si norte y sur votaran por un candidato de polo rojo, la situación del modelo se pondría color de hormiga.

¿Por qué el sur andino votaba por el antisistema? Una primera aproximación era porque en lo que la sociología denominaba el Trapecio Andino (Apurímac, Ayacucho, Huancavelica y parte del Cusco) la pobreza llegaba a situaciones vergonzosas. Pues bien, ahora que la pobreza se mudó al norte (Cajamarca y La Libertad tienen a catorce de los veinte distritos más pobres) sería otro motivo para un giro por el candidato antisistema.

Iván Arenas

 

Iván Arenas
31 de octubre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

¡El periodismo de alquiler!

Columnas

¡El periodismo de alquiler!

El proyecto de ley presentado por el congresista Mauricio Mulder, que ...

21 de noviembre
Los últimos días de la prensa reflexiva

Columnas

Los últimos días de la prensa reflexiva

  La portada del viernes pasado de El Comercio, en la que se ind...

14 de noviembre
Esa muralla que sigue cayendo

Columnas

Esa muralla que sigue cayendo

Estimado lector, ¿qué habría sucedido si el aseso...

07 de noviembre

COMENTARIOS