Elizabeth Zea Marquina

Elizabeth Zea Marquina

Educación S.O.S

¿Hay reclamos justos detrás de manipulación política?

Educación S.O.S
Elizabeth Zea Marquina
11 de agosto del 2017

¿Hay reclamos justos detrás de manipulación política?

Al momento de escribir esta columna, el presidente Kuczynski se encuentra reunido con dirigentes gremiales de los maestros en huelga. Esta reunión no es una invitación formal a determinadas dirigencias ni cuenta con una agenda pre establecida, apunta más bien a escuchar sus demandas y ratificar acuerdos ya tomados el miércoles 9 de agosto, entre el Minedu y los representantes de los sindicatos regionales de Lima, Pasco, Lambayeque, Moquegua y Cusco. Imagínense, un presidente de la República —no la ministra— dialogando con dirigentes de gremios no reconocidos por el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) ¿Cómo llegamos a esto?.

Van 57 días de huelga, 41 días de clases perdidos, marchas y contramarchas en las negociaciones. Cada gremio paralelo al SUTEP quiere imponer su propia agenda y desconocer los acuerdos a los cuales se han llegado en las distintas reuniones previas. Si bien es cierto que los reclamos referidos a los incrementos salariales y el pago de la deuda social son puntos pendientes por años en la agenda educativa, los relacionados a las evaluaciones de desempeño y el pedido de derogatoria de la Ley de Reforma Magisterial son temas no negociables y que deben ser defendidos por el Estado peruano en todas las instancias, pues de ello depende mejorar la calidad educativa en el país.

Uno de los compromisos por parte del Ministerio de Educación es el de realizar un estudio técnico de los incrementos salariales a fin de alcanzar una UIT al 2021. Una promesa más que no está basada en ningún cálculo económico y que no mira la realidad: el desempeño de las inversiones, los proyectos como la refinería de Talara —con administración deficiente de Petroperú—, las proyecciones de gastos de los demás sectores, las consecuencias del caso Odebrecht ni los futuros resultados de la reconstrucción nacional. ¿Dónde está la opinión del Ministerio de Economía y Finanzas?

Otro de los acuerdos que debe ser analizado con cuidado es el de la realización de las evaluaciones “formativas pero no punitivas”. El Estado tiene el deber constitucional de la profesionalización y capacitación permanente, que se entiende que es una condición previa a la evaluación. Ahora bien, me pregunto si el Gobierno central está en posición de garantizar que los gobiernos regionales se comprometan a desarrollar estas capacitaciones continuas. ¿Cuántos talleres formativos se realizarán en ese “proceso de capacitación” al cual se ha comprometido el sector? ¿Con qué presupuesto se llevará a cabo si los S/ 140 millones destinados a Educación, parte del compromiso firmado, son para el pago de la deuda social?

¿Reclamos justos detrás de manipulación política? Preocupa el mensaje, y aún más el mensajero. Preocupa que los dirigentes invitados para dialogar sean los mismos denunciados por el Ministerio del Interior por ocasionar actos vandálicos en aeropuertos y calles. Preocupa que algunos de estos pseudo representantes pertenezcan o simpaticen con grupos radicales afines al Movadef. Preocupa que estos docentes puedan hacer torcer el brazo al Ejecutivo para sacar adelante una agenda política de reconocimiento gremial y, así, infiltrarse en nuestra Educación. Preocupa que el Gobierno, hasta este momento, no se dé cuenta de quien se sienta en su mesa.

Y es que también hay una lectura política que estamos dejando de lado. Si bien es cierto, no podemos estigmatizar a los docentes con la etiqueta de terroristas, tampoco podemos obviar una realidad: la presencia del Conare y otros brazos ideológicos del Movadef en los gremios sindicales que, aprovechando el reclamo social para introducir sus pretensiones políticas basadas en violencia y caos, desconocen al SUTEP, sindicato que desde un primer momento deslindó de los organizadores de la huelga. Aquí otro punto pendiente y quizás el más importante: la reorganización de la representación sindical de los maestros, un cambio necesario ante la heterogeneidad ideológica e institucionalidad poco representativa del SUTEP. Momento de despertar.

 

Elizabeth Zea Marquina

Fotografía: Cusco en portada

Elizabeth Zea Marquina
11 de agosto del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Errando el camino

Columnas

Errando el camino

El caso de la denuncia por violencia contra la mujer hecha por una con...

17 de octubre
Educación para una cultura de paz

Columnas

Educación para una cultura de paz

Para desarrollar las bases morales, ideológicas y políticas Las N...

22 de septiembre
1509: Nunca más

Columnas

1509: Nunca más

Actuar ante cualquier intento de reorganización del terrorismo El ...

12 de septiembre

COMENTARIOS