Raúl Mendoza Cánepa

Raúl Mendoza Cánepa

Crisis, oportunidad

En los momentos difíciles aflora el instinto creador

Crisis, oportunidad
Raúl Mendoza Cánepa
21 de mayo del 2018

 

En occidente “crisis” es cambio al declive. Nada bueno. Un punto de inflexión abajo. La inestabilidad nos conduce a victimizarnos. En el idioma chino, la “crisis” (危机, weiji), se compone de dos ideogramas: wēi () o “peligro” y (simplificado: , tradicional: ) que se traduce como “oportunidad”.

Cuando Pedro Beltrán se plantó frente a sus empleados del tabloide Última Hora para anunciarles que estaban en quiebra y que se podían ir a sus casas (crisis), un menudo periodista deportivo de veintidós años (Raúl Villarán) salió al frente para pedir un mes más de vida bajo la promesa de multiplicar las ventas (oportunidad). Se ofreció a liderar el proceso. Aquella crisis “terminal” fue la oportunidad del negocio y fue la de Villarán. Si hubiera asumido el liderazgo en el apogeo, no lo hubiera asistido el instinto creador; no hubiera sentido esa descarga de adrenalina que nos hace pensar mejor, correr mejor, ver mejor. Última Hora se convirtió en uno de los tabloides más exitosos de la historia del periodismo nacional.

Salvando tiempos y distancias, Harry Gordon Selfridge fundó en 1909 la famosa cadena de tiendas de almacenes en Londres. Lo hizo sobre la crisis de sus cincuenta años. Había trabajado treinta años en las oficinas de Marshall Field. Aburrido tras décadas a la sombra y dispuesto a pasar a la historia no se adaptó a la idea de ser un cesante y viajó a Londres para hacerse de fortuna. Desde la nada construyó un edificio entero para la tienda que llevaría su apellido y erigió un imperio. El estadounidense vio una falla en el sistema de ofertas al público en las tiendas británicas, y planteó una nueva manera de atender al público.

Ray Kroc reparó en su madurez que ser un vendedor fracasado de batidoras no lo conduciría a ninguna parte. Cuando conoció a los McDonald y su pequeño restaurante vio lo que otros no vieron, el enorme potencial de la técnica de los hermanos cocineros. Kroc compró la franquicia y expandió el negocio. La crisis personal y económica de Kroc prendió sus luces. Jack Ma es el hombre más rico de China, pero antes fue un desempleado rechazado por treinta trabajos. Postuló a la Policía y le dijeron que no servía. Hoy su empresa Alí Babá es una de las más grandes del mundo. Por cierto, Alí Babá no existiría si Jack Ma hubiera sido admitido en la Policía. La crisis lo forzó a diseñar fórmulas.

Sin crisis no hay retos. Arianna Huffington fue rechazada por treinta y seis editores. La crisis no la abatió sino que la impulsó a crear ideas. Si Steve Jobs no hubiera sido despedido de la empresa que fundó, quizás tampoco hubiera pensado en las nuevas cosas que creó. Fundó NeXT, que luego fue adquirida por Apple. El gigante de la innovación cambió la imagen de Apple y recuperó su poder. El despeñadero le dio campo para “idear”. Milton Hershey era un sencillo empresario de “golosinas” y quebró tres veces. Se decidió por los negocios cuando fue despedido de una imprenta. El cuarto intento empresarial fue su éxito. ¿Por qué? Ocurre que en la crisis se detuvo a pensar. ¿Ha oído hablar del chocolate Hershey’s?

La crisis no es una tragedia, es la oportunidad de descubrir el cambio cuesta arriba. Y así lo entendió Joe Girard cuando se encontraba desempleado. Con esposa e hijos que mantener, y con una deuda hipotecaria impagable, tomó el autobús decidido a comenzar una nueva vida allí donde aquel vehículo se detuviera. Lo hizo frente a una concesionaria de autos. Girard solicitó un empleo como vendedor de carros casi a cambio de manutención. Concibió que pisar fondo no era morir, sino la oportunidad de crear fórmulas. Planteó las cuatro claves para las ventas más eficaces y funcionó. Girard figura en Records Guinness como el mejor vendedor de la historia. En su mejor año logró vender 1,425 vehículos. Fue uno de los precursores del networking.

En Occidente, para muchos la crisis y el pesimismo se hermanan en una rueda fatal. Para quien entiende el verdadero significado de las mutaciones críticas, el panorama suele ser más alentador.

 

Raúl Mendoza Cánepa
21 de mayo del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

El hombre y los miedos

Columnas

El hombre y los miedos

  Un ataque de ansiedad puede sobrevenir tras una experiencia do...

13 de agosto
Y en medio de nuestra niebla…

Columnas

Y en medio de nuestra niebla…

  Hace algunos días publiqué en mis redes un texto...

06 de agosto
Contarlo bien

Columnas

Contarlo bien

  Con el pendiente de analizar más adelante el libro No h...

30 de julio

COMENTARIOS