Jorge Morelli

Jorge Morelli

Cómo ponerse en un disparadero

Fuerza Popular y el clamor popular por el cierre del Congreso

Cómo ponerse en un disparadero
Jorge Morelli
01 de agosto del 2018

 

La oposición de Fuerza Popular al referéndum del Gobierno es “constructiva” solo mientras gana tiempo para ver qué se le ocurre para impedirlo sin echarse encima el toro de la indignación ciudadana. ¿Cómo ha podido colocarse en este disparadero?

FP no acepta el referéndum porque la no reelección parlamentaria ganaría abrumadoramente. Su estrategia apunta a eliminar al menos esa pregunta —si no el referéndum entero— a como dé lugar. Pero hasta ahora lo único que se le ocurre para impedirlo es echarle agua al caldo de la consulta popular, agregándole preguntas inconstitucionales, como la pena de muerte, para marear al electorado.

No podrá imponer su criterio, y por primera vez va a tener que negociar. A lo largo de 23 cuadras del recorrido presidencial, los medios y toda la audiencia han podido escuchar el clamor popular por el cierre del Congreso. El descrédito parlamentario ha llegado a niveles nunca antes vistos y el Gobierno cuenta, ahora sí, con el arma de la cuestión de confianza. Si FP no hace suya la reforma judicial, obstaculiza el referéndum y encima niega la confianza al gabinete, el Gobierno podrá disolver constitucionalmente el Congreso. Y esta vez con el aplauso de la opinión pública.

Iríamos a elecciones en seis meses por mandato constitucional. Mientras en ellas el Gobierno puede mejorar, ya que nada tiene, FP tiene todo que perder: puede no obtener siquiera la mayoría relativa de la que todavía dispone. Aun si no hubiera referéndum, cuestión de confianza ni disolución del Congreso, FP cargaría igual con el sambenito de haberse negado a consultarle al pueblo. Eso es letal. Desde el mensaje presidencial, el escenario ha dado un vuelco. El Gobierno se ha apoderado de la agenda política, ha pasado a la ofensiva y arrinconado a FP en una posición imposible.

FP puso a este Gobierno, y no puede ya derribar otro. Es una situación peor, si cabe, que la que tenía en la oposición “constructiva” del Gobierno anterior. Ha empoderado al Gobierno que se ve obligada a sostener. Nadie sabe para quién trabaja.

 

Jorge Morelli
01 de agosto del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Dejar entrar el aire

Columnas

Dejar entrar el aire

  En la aritmética posterior al contagio de la corrupci&o...

17 de octubre
Quitarle el poder al Congreso (II)

Columnas

Quitarle el poder al Congreso (II)

  La bicameralidad no es un fin en sí, es un medio para q...

10 de octubre
Árbitro entre bárbaros

Columnas

Árbitro entre bárbaros

  Finalmente se removió el obstáculo principal y s...

03 de octubre

COMENTARIOS