Guillermo Vidalón

Guillermo Vidalón

Combatiendo a la desinformación en minería

Para que nuestras riquezas naturales contribuyan al desarrollo

Combatiendo a la desinformación en minería
Guillermo Vidalón
16 de mayo del 2018

 

La desinformación existente respecto de la actividad minera es tan grande que nos compromete a redoblar esfuerzos para realizar una labor pedagógica más intensa y frecuente. Empero, es lamentable comprobar que personas informadas, que en algunos casos han ocupado cargos públicos o de responsabilidad en el ámbito privado, se dediquen —ya sea por conveniencia económica o por oportunismo político— a desinformar intencionalmente.

Allí donde se realiza minería el estándar de vida es más alto y no existe confrontación ni exclusión con otras actividades económicas, como la agricultura, la pesca u otros. Todo lo contrario, dichas actividades se refuerzan unas a otras y la dinámica económica generada incorpora a un mayor número de ciudadanos, brindándoles oportunidades de empleo y evitando que el porcentaje de pobres y pobres extremos en el país se incremente.

Pasemos a un discurso de contenido sustentado en una investigación seria y relevante. Recientemente la Escuela de Negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Centrum Católica y otros, presentaron su Índice de Progreso Social Regional del Perú 2017, en el cual se muestra que en “Resultados generales” se ubican en los primeros lugares las regiones Moquegua, Lima Metropolitana, Ica y Tacna, en ese orden. Como todos sabemos, la principal actividad económica en Moquegua es la minería, así como también lo es en Tacna, y en el caso de Ica la agroexportación y la minería. Obviamente, Lima tiene un peso específico propio, como suele ocurrir en todas las capitales de los países latinoamericanos.

Ahora, ¿qué representa “Resultados generales”? Es la sumatoria de varias dimensiones que en su interior tienen varios componentes como: nutrición y cuidados médicos básicos, agua y saneamiento básicos, vivienda, seguridad personal. También acceso a conocimientos, información y telecomunicaciones, salud y bienestar, calidad ambiental; respeto de los derechos personales, libertad de expresión; tolerancia e inclusión; y educación superior, entendida como un activo para el futuro de las personas.

Para menores de cinco años mide: desnutrición crónica, anemia, enfermedad diarreica aguda, tasa de mortalidad materna. También acceso a servicios como: a) agua potable y saneamiento básico al interior de la vivienda; b) electricidad, c) hogares que utilizan combustible no dañino para cocinar, d) empleo de materiales inadecuados para la vivienda, e) hacinamiento. Y seguridad personal: tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes, percepción de inseguridad, tasa de victimización, tasa de muertes, heridos por accidentes automovilísticos.

Acceso al conocimiento básico: tasas de analfabetismo, asistencia escolar, comprensión lectora, logro en matemática, brecha de género en la asistencia a clases; acceso a Información y Telecomunicaciones: tenencia de telefonía móvil, fija y Tv de cable, usuarios de internet urbano u rural.

Las regiones mineras destacan en todos estos puntos, particularmente Tacna —mina Toquepala (1960) y Moquegua —mina Cuajone (1976) y complejo metalúrgico de Ilo (1960), ambos operados por la compañía minera Southern Peru.

Moquegua y Tacna también destacan en Comprensión Lectora y Conocimiento de las Matemáticas. Esto es el fruto de acuerdos entre la minería representada por Southern Peru y las autoridades distritales y provinciales de Tacna, y regionales en el caso de Moquegua. Además capacitación para profesores de las escuelas públicas en cursos ordinarios y en tecnologías de la información, equipamiento de las aulas con TIC y cursos de maestrías gratuitos para 600 profesores, de un total de casi 3,000 profesores de Moquegua.

Brindar una educación básica de calidad es pensar en el futuro de las nuevas generaciones, proporcionarles herramientas para que estén capacitadas y se desenvuelvan de manera eficaz ante los desafíos del futuro. Boicotear la oportunidad de los jóvenes impidiendo el aprovechamiento y transformación de la riqueza natural es traicionar a la patria y garantizar el empobrecimiento de millones de peruanos. ¡No lo permitamos!

 

Guillermo Vidalón
16 de mayo del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Tía María: evitar la desinformación

Columnas

Tía María: evitar la desinformación

  En algunos medios de comunicación, cuando se hace refer...

11 de julio
Los pobladores del Valle de Tambo son los abandonados a su suerte

Columnas

Los pobladores del Valle de Tambo son los abandonados a su suerte

  Recientemente otro colaborador de El Montonero reflexionaba ac...

04 de julio
Un nuevo desafío: 31 millones de peruanos

Columnas

Un nuevo desafío: 31 millones de peruanos

  Finalmente el Instituto Nacional de Estadística e Infor...

27 de junio

COMENTARIOS