Tino Santander

Tino Santander

Cartas desde Abancay

La voz de un dirigente agrario de Abancay

Cartas desde Abancay
Tino Santander
30 de enero del 2018

 

Me escribe Leocadio Huaranga, dirigente agrario de Abancay (Apurímac). Sus opiniones expresan el sentimiento de uno de los tantos Perú que conviven anárquicamente. Transcribo literalmente una de sus cartas:

“Compañero Tino, tengo 88 años y he visto todo, por eso estoy de acuerdo contigo cuando dices que el protagonista de la llegada del Papa ha sido el pueblo. Yo te digo que el pueblo llevó a sus cristos, a sus vírgenes y a sus santos —en los que esconden a nuestros apus y las pacarinas del Tawantinsuyo—, que van a unirse con el Taytacha Jesucristo, que para nosotros los campesinos es el único que nos da fuerza para luchar contra el capitalismo que se quiere llevar nuestras tierras y nuestra vida. Los ricos tiene el apoyo de los políticos de los últimos treinta años, que son unos uchuychas (pequeños, insignificantes); y el peor de todos ese machu sua (viejo ladrón) de PPK, porque es un ug suyumata (un extranjero) a quien lo tenemos que sacar en asno y dejarlo en la frontera con Chile”.

“Además, tú sabes que la prensa defiende a los ricos. Solo publican la pelea de los Fujimori, no dicen nada de los robos del Gobierno. Nunca sacan nada de los problemas de los campesinos; ahorita no más hemos tenido el problema de los paperos. También están los mineros informales que se quieren agarrar las tierras de las comunidades y las compran con harto dinero de los narcos. Ahora hasta Andahuaylas es un pueblo feo. Los de la prensa, compañero, siempre se han vendido a las dictaduras y a los ricos, algunos no más se salvan. Son llulas (mentirosos). No podemos confiar en ellos”.

“Escuchamos como opas (tontos) que la economía está bien. No sabemos, siempre vamos a estar en la ignorancia, como cuando vivíamos en las haciendas sin zapatos; no hay nadie que nos explique, que nos diga la verdad. No sabemos a dónde se va la plata del canon minero en Apurímac o en el Cusco, nadie sabe en qué se gastan los dineros del gas, de las minas de los turistas. Todo se lo roban estos suas (ladrones) que nos gobiernan. Ya han empezado las pintas y las propagandas de los candidatos a las alcaldías y al gobierno regional. ¿De dónde sacan tanta plata si estos siempre han sido unos wakchas (pobres) que se declaran de izquierda y se vuelven ricos como alcaldes?”.

“No sabemos a dónde vamos, ni por donde estamos andando; parece que la neblina de las alturas nos ha envuelto a todos. Cada uno camina por su lado y siempre están gritando, no escuchan a nadie. Son ñawsas (ciegos), wanq’os (sordos), qaparqachaq (gritones). ¿Qué pasará? Creo que ni el taytacha ya nos hace caso, se habrá cansado de que todos quieren kolke, kolke (dinero, dinero), como sea”.

“Cuánto hemos luchado contra los gamonales para esto. Cuánto hemos luchado por la tierra para que los mineros y los narcos la corrompan. No hay comunidad que no esté siendo tentada por los dineros sucios. Mi nieto es un minero, antes era un agricultor de papa, teníamos nuestro ganado; ahora se ha vuelto minero, tiene camioneta y me dice ‘tayta, las papas ya fueron, lo que vale es el oro’. Se emborracha como todos los mineros y cree que todas las mujeres son prostitutas. Esos saqras (diablos) están destrozando a nuestros pueblos”.

La visión de Leocadio, nos ayudará a entender a uno de los diversos pueblos y comunidades imaginadas que habitan el Perú.

 

Tino Santander
30 de enero del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Anarquismo en el Perú?

Columnas

¿Anarquismo en el Perú?

  Pierre-Joseph Proudhon fue uno de los padres del anarquismo eu...

14 de agosto
El pueblo de Dios se moviliza

Columnas

El pueblo de Dios se moviliza

  El fin de semana pasado me reuní con Alfonso, militante...

07 de agosto
Con las mismas palabras

Columnas

Con las mismas palabras

  Cada vez que llego al Cusco recuerdo la frase de Riva Agü...

31 de julio

COMENTARIOS