Manuel Bernales Alvarado

Manuel Bernales Alvarado

Autogoles e ignorancia de la ley

La ley no va cambiar solo para el caso de Paolo Guerrero

Autogoles e ignorancia de la ley
Manuel Bernales Alvarado
23 de mayo del 2018

 

La necesidad de logro, reconocimiento y orgullo está hoy sujeta al mercado de noticias, modas o ganancias por cualquier medio; y poco vinculada a la excelencia en el quehacer o la vigencia de la ley. La avalancha de declaraciones, manifestaciones, tinta horas de radio y TV, Internet, telefonía y ¡hasta grafitis! para buscar culpables por lo ocurrido al ciudadano y deportista Paolo Guerrero, evidencian lo expresado.

Saga y quimera continúan. Incluso periodistas, deportistas, empresarios, varones y mujeres de todas las clases sociales, políticos, algunos intelectuales y también el presidente de la República respaldan a Paolo para que lidere a nuestro equipo mundialista. Ahora abogados y especialistas en hacer creer, así como diversos mercaderes, han lanzado fórmulas para que Paolo pueda conducirnos al éxito en el deporte, espectáculo e inversión que es el fútbol. No se ve la prioridad en maximizar las capacidades deportivas, éticas y morales del equipo realmente existente, para tener mejores probabilidades de ganar partidos.

Cuanto más dure esta novela más se tardará en lograr un equipo de alto y parejo rendimiento, capaz de ganar en cualquier cancha. Nuestros futbolistas parecen muy susceptibles a factores sociales, culturales y sicológicos, incluidos los religiosos. Ojalá se tenga pronto una salida legal ideada por los especialistas en fútbol, prensa deportiva o política.

Como vivimos mundializados, no solo en nuestro ambiente nacional —dominado por diversos grupos, tribus según algunos, mirándonos el ombligo o disparándonos a los pies— la sanción y el reclamo de Paolo, con todo el derecho que la ley internacional le brinda, se han convertido en asunto de actores internacionales del deporte. No únicamente del fútbol, también de inversionistas y abogados.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA o WADA, según su sigla en inglés), ha impuesto una sanción severa, excesiva para muchos dentro y fuera del Perú. Pero una sanción que está dentro de las normas mundiales antidopaje, y que sigue las normas procesales preestablecidas, incluida la figura de que la persona imputada debe probar su inocencia o buena conducta. Así son las cosas, y la ley sustantiva y procesal no va cambiar para el caso de Paolo y los peruanos. Solo queda en esta dimensión que los recursos legales a emplearse logren que Paolo juegue en la vigésima primera edición del Mundial de Fútbol.

Fueron 185 Estados parte los que firmaron la Convención Internacional de lucha contra el Dopaje, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), también depositada en la ONU. También fue ratificada por el Perú en 2006, con derechos y obligaciones con otras entidades, como la AMA y el Comité Olímpico Internacional. A lo largo y ancho del Perú, de pajes a reyes, especialmente los funcionarios públicos —en la Presidencia, la Cancillería, (tenemos un representante ante la UNESCO hace años) y el Ministerio de Educación—, deportistas, periodistas, empresarios formales y emprendedores de inversiones futbolísticas, deben dar el buen ejemplo para que nuestras aspiraciones y objetivos sean bien fundados, articulados y realizados en el complejo mundo en que vivimos.

 

Manuel Bernales Alvarado
23 de mayo del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Factores divisivos y cohesivos

Columnas

Factores divisivos y cohesivos

  Las portadas de diarios nacionales y departamentales son le&ia...

16 de octubre
¿Política del alivio o responsabilidad de Estado?

Columnas

¿Política del alivio o responsabilidad de Estado?

  Los resultados de los comicios distritales, provinciales y dep...

09 de octubre
El Perú y sus leyendas negras

Columnas

El Perú y sus leyendas negras

  Entre los cincuenta y sesenta el Perú vivía domi...

02 de octubre

COMENTARIOS