Daniella Delgado Rey

Daniella Delgado Rey

¿Adónde va Lima?

¿Adónde va Lima?
Daniella Delgado Rey
07 de julio del 2015

Sobre los cambios que se necesita para atender demandas de los limeños.

En la última década Lima aprovechó el crecimiento económico y cambió. Creció en población, redujo su pobreza, se modernizó y generó empleos. La satisfacción de las necesidades básicas y la disponibilidad de recursos trajeron consigo mayores y nuevas demandas de los ciudadanos, cuyas expectativas de bienestar se incrementaron. Pero la ciudad no ha sabido responder a las mismas, pues sus instituciones públicas están desarticuladas y atomizadas. Los altos índices de inseguridad, el precario sistema de transporte público y de vivienda, la contaminación, la carencia de áreas verdes, de esparcimiento y culturales, son reflejo de un sistema desintegrado.

Luego de varios años de crecimiento desordenado, Lima necesita repensar -o empezar a pensar- en una visión integral y de largo plazo sobre cómo gestionar mejor la ciudad y trazar políticas que perduren en el tiempo. Es difícil pensar en consensos en una metrópolis tan heterogénea que cuenta con más de 40 jurisdicciones administrativas (municipalidades distritales) que operan de manera independiente y una municipalidad metropolitana que no tiene las competencias necesarias para centralizar y ejecutar políticas globales.

La atomización fiscal y administrativa de la ciudad es uno de los ejemplos más notorios de falta de vertebración territorial. Cada distrito trabaja por su cuenta y depende de los recursos que recaude. Debido a esta atomización, en términos de presupuesto, la Municipalidad Metropolitana está rezagada en comparación con países vecinos. Lima cuenta con mil millones de soles de presupuesto mientras que Bogotá maneja un presupuesto anual aproximado de seis mil millones de dólares.

Deben evaluarse alternativas que respondan a estos problemas. Una de ellas podría ser la fusión de distritos, que facilitaría la toma y coordinación de decisiones conjuntas. Otra sería crear instrumentos e instituciones eficientes que permitan articular y gestionar mejor proyectos y planes entre los distritos y la municipalidad metropolitana. Y una tercera sería promover una reingeniería de las competencias de los gobiernos locales. Asimismo, sería conveniente poner a disposición mecanismos de apoyo financiero a través de los cuales las municipalidades más solventes podrían prestar recursos para proyectos específicos a las municipalidades que lo necesiten. Por ejemplo, distritos como San Isidro que cuenta con mayores recursos, serenazgos y cámaras de vigilancia para enfrentar la criminalidad, podría destinar algo de sus recursos a distritos más humildes con fines de prevención de criminalidad.

La literatura sobre gestión pública advierte la importancia de que en una entidad pública, un grupo de servidores debe dedicarse de lleno a pensar en el largo plazo, en estrategia e innovación; otro grupo en el mediano plazo: implementación y adaptación; y la mayoría a resolver lo cotidiano: tácticas, eventos y lidiar con las crisis. La municipalidad de Lima requiere un equipo permanente que lidere este esfuerzo con consultas permanentes a especialistas, municipalidades distritales y la sociedad civil. De este modo  permanecerán las políticas que estén por encima de los intereses inmediatos del alcalde de turno, evitando que cada periodo de gobierno municipal se haga borrón y cuenta nueva.

Poner a disposición mecanismos e instituciones que faciliten la toma de decisiones en una ciudad con una administración pública desintegrada, así como re-pensar fórmulas para asegurar que las políticas se mantengan a largo plazo, es un paso necesario que la ciudad debe dar para atender las demandas de los ciudadanos.

Por Daniella Delgado Rey

07 – Jul – 2015

Daniella Delgado Rey
07 de julio del 2015

NOTICIAS RELACIONADAS >

El peligro del narco

Columnas

El peligro del narco

Una de las reformas más urgentes en el Perú es la de seguridad El...

23 de junio
Cambio de modelo: el Estado elefante no va más

Columnas

Cambio de modelo: el Estado elefante no va más

El verdadero motivo de la precariedad de los servicios públicos E...

07 de abril
Estado sin derecho, subdesarrollo anunciado

Columnas

Estado sin derecho, subdesarrollo anunciado

Sobre las instituciones que administran justicia en el Perú Un con...

12 de febrero

COMENTARIOS