Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

¿Qué hacemos con la popularidad?

¿Qué hacemos con la popularidad?
Víctor Andrés Ponce
12 de abril del 2017

Reflexiones sobre el nuevo momento gubernamental

Según Datum, el presidente Kuczynski subió diez puntos en popularidad en marzo porque el gobierno enfrentó de manera adecuada la emergencia causada por los huaicos y lluvias. Únicamente la mezquindad nos podría llevar a desconocer los méritos de una administración que sorprendió a tirios y troyanos con una gran voluntad para movilizar el adiposo e ineficiente Estado a favor de los damnificados. La buena política, la buena onda, siempre paga, y allí está la evidente subida en las encuestas.

Algo más. Los aciertos gubernamentales se desarrollaron en medio de los desconciertos del fujimorismo que deberá reorganizar su estado mayor si es que no desea perder el paso. Sin embargo existe una peligrosa lectura que podría terminar echando por la borda el nuevo capital político que la administración PPK acaba de conseguir. Esa interpretación puede reducir la subida en popularidad a una estrategia que pasó por contratar encuestas y gastar alrededor de S/. 8 millones en publicidad de radio, televisión y prensa. Los lectores de este tipo, en la práctica, siempre estarán interesados en ningunear a la política y reducir la estrategia al famoso marketing, que solo existe cuando detrás hay una buena política (valga la redundancia).

En el gobierno se debería entender que todo cambió cuando, urgidos por la emergencia, los ministros abandonaron el conocido “salvo la media todo es ilusión” y se lanzaron a trabajar frenéticamente para movilizar el Estado y convocar el aporte del sector privado. En ese momento el pepekausismo hizo política por primera vez, porque ya no se trataba de maquillar o cambiar la realidad a punta de entrevistas o periodicazos (como se suele hacer en los asuntos de seguridad ciudadana).

El gran problema de dejar la política en manos de los marketeros y olvidarse de las viejas enseñanzas de la política es que se acentuará la alianza entre el gobierno y una coalición mediática que, finalmente, terminará dividiendo el país entre profujimoristas y antifujimoristas. Contemplar a PPK advirtiendo al Congreso que no apruebe determinada norma, o a Mercedez Aráoz y a Alberto de Belaunde disparando en contra de las torres fujimoristas, de una u otra manera, es parte de esa implícita renuncia a la política. ¿Por qué? Porque el sentido común indica que el nuevo aire que trae el incremento de la popularidad debe ser utilizado para volver a tentar, una vez más, algún nivel de aproximación con la mayoría legislativa, la única manera de desarrollar reformas y evitar la simple administración de la crisis. No nos cansaremos de repetir: es el pepekausismo, más que el fujimorismo, la fuerza que necesita de esta convergencia para remar con seguridad hacia el 2021.

Si los marketeros y los gastos en publicidad estatal reemplazan a la política veremos la comedia transformarse en tragedia; tal como sucedió durante los primeros seis meses de la administración PPK, cuando todo parecía caerse a pedazos mientras recrudecía la polarización que alientan los rompehuesos del antifujimorismo.

Algunos señalan que este tipo de reflexiones son wishful thinking antes que aproximaciones políticas. Puede ser. Finalmente la realidad parece inclinarse por la polarización. El problema es que ese camino terminará por tragarse al pepekausismo, debilitar la democracia y dibujar una gran interrogante hacia el 2021. Para el suscrito es como si no hubiese otra. En todo caso cada uno asumirá su responsabilidad. Si continúa la guerra de guerrillas de los marketeros y los medios, el pepekausismo se debilitará y el fujimorismo se endurecerá. Y quizá pase todo lo que no debe pasar.

Víctor Andrés Ponce

Víctor Andrés Ponce
12 de abril del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Triunfa el antifujimorismo?

Columna del Director

¿Triunfa el antifujimorismo?

En esta columna no participamos de la simplicidad con que el antifujim...

22 de noviembre
Empate entre fujimoristas y antifujimoristas

Columna del Director

Empate entre fujimoristas y antifujimoristas

El blitzkrieg fujimorista que enfrenta a todas las baterías ant...

20 de noviembre
Entre la unidad nacional y la disgregación

Columna del Director

Entre la unidad nacional y la disgregación

Quien considera que la clasificación nacional al mundial de Rus...

17 de noviembre

COMENTARIOS