Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

ODEBRECHT Y LOS OUTSIDERS

ODEBRECHT Y LOS OUTSIDERS
Víctor Andrés Ponce
18 de enero del 2017

Entre conocidos y desconocidos en política

Con las ondas expansivas de las denuncias del caso Lava Jato, que comprometen a ex jefes de estado de la democracia posnoventa y a funcionarios de diversos niveles, algunos analistas han comenzado a sostener que ha llegado una nueva hora del outsider, de un candidato que pueda expresar “el que se vayan todos” con el que sueñan las propuestas antisistema.

La idea de que los actores de la democracia posfujimorato tienen los mismos pecados que los protagonistas de la corrupción de los noventa es un poderoso catalizador de la ira, de una rabia que puede desatarse en contra de todo el sistema político vigente desde la caída de Alberto Fujimori. Es más, la posibilidad de que Alejandro Toledo, convertido por todas las facciones antifujimoristas en líder de las denuncias contra la megacorrupción noventera, sea investigado y procesado; una imagen con una capacidad de destrucción difícil de imaginar. Es evidente que podría llegar la hora de un outsider que prometa derribarlo todo.

Sin embargo esta imagen debe ser contrastada con otros hechos. La hora de un outsider llegó con la elección de Alberto Fujimori en los noventa. Si bien Toledo no era estrictamente un outsider cuando fue elegido, su triunfo tuvo ese tufillo de la novedad, de lo desconocido, que suelen acompañar a los outsiders. Algo parecido sucedió con la elección de Ollanta Humala, encumbrado por el antifujimorismo. En todas estas elecciones hubo algo de outsider y de novedad frente a lo viejo y tradicional, pero ahora todos aquellos que ayer representaban lo nuevo empiezan a terminar embarrados con la corrupción. Hoy nadie descarta que el Perú se convierta en el país con la mayor cantidad de ex presidentes encarcelados.

El fracaso del sistema político, pues, puede ser largamente atribuido a los yerros de los outsiders y los candidatos novedosos. ¿Por qué entonces los fracasos de la novedad tendrían que favorecer a la novedad? Por allí, por ejemplo, Julio Guzmán, un candidato cuya principal línea programática se emparenta con Narciso, ha comenzado a arrojar fuego antifujimorista y a levantar los puños, creyendo que ha llegado la hora de la novedad. En todo caso, todo está en veremos.

Muy por el contrario, si las instituciones cumplen sus funciones, desterrando cualquier impunidad e investigando caiga quien caiga, la sociedad abierta que estamos construyendo será capaz de desarrollar la necesaria profilaxis que realiza toda democracia que perdura, y regenerar el sistema político. En este contexto, la tentación de la novedad o la búsqueda del outsider reducirá su margen de maniobra.

Por ejemplo, más allá de la ceguera del antifujimorismo fundamentalista, el movimiento naranja está en inmejorables condiciones para seguir acumulando respaldos en medio del huracán Odebrecht. La mayoría de los comprometidos en la corrupción de los noventa está procesado y sentenciado. El pronunciamiento sobrio de Keiko Fujimori sobre el caso deja la impresión de un nuevo fujimorismo que piensa en gobernabilidad antes que en cobrar viejas deudas.

Pero la idea de una regeneración del sistema político también puede pasar por otras tiendas políticas. Si Acción Popular sigue apostando al liderazgo de Alfredo Barnechea, un hombre conocido (con sus aciertos y errores) y absolutamente predecible, tarde o temprano, cosechará hacia el 2021 en medio de tentaciones para saltar a vacíos desconocidos. Algo parecido puede suceder en el Apra si las mezquindades autodestructivas son postergadas y si deja correr a Enrique Cornejo, un liderazgo con grandes posibilidades de reconectar al viejo partido de Alfonso Ugarte con los nuevos sectores sociales.

En otras palabras, el desenlace del caso Lava Jato en la política depende, como siempre ha sido, de la buena política, de la capacidad de comunicar y de demostrar que el cataclismo de corrupciones ahora sí tiene más que ver con la novedad que con los elencos estables de la política.

Por Víctor Andrés Ponce
Víctor Andrés Ponce
18 de enero del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Encapsular el escándalo Lava Jato

Columna del Director

Encapsular el escándalo Lava Jato

Las ondas expansivas del caso Lava Jato siguen dilatándose y, d...

24 de noviembre
¿Triunfa el antifujimorismo?

Columna del Director

¿Triunfa el antifujimorismo?

En esta columna no participamos de la simplicidad con que el antifujim...

22 de noviembre
Empate entre fujimoristas y antifujimoristas

Columna del Director

Empate entre fujimoristas y antifujimoristas

El blitzkrieg fujimorista que enfrenta a todas las baterías ant...

20 de noviembre

COMENTARIOS