Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

La dialéctica oposición y colaboración

Críticas y convergencias al mismo tiempo

La dialéctica oposición y colaboración
Víctor Andrés Ponce
02 de agosto del 2017

Críticas y convergencias al mismo tiempo

Las críticas del fujimorismo contra los supuestos vacíos del mensaje presidencial de Fiestas Patrias arreciaron a diestra y siniestra, pero enseguida se produjo la reunión entre el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, y el presidente del Congreso, Luis Galarreta. ¿Qué podían significar estos hechos tan contrapuestos? ¿Cómo en cuestión de horas parecía combinarse la oposición al oficialismo con una virtual colaboración entre Ejecutivo y Congreso?

Quizá el primer año de la administración pepekausa se haya convertido en la gran escuela política para el gabinete de los tecnócratas y la mayoría legislativa del fujimorismo en cuanto a qué significa organizar gobernabilidad en una democracia con un gobierno dividido. Un Ejecutivo de la tercera fuerza del Legislativo y un Congreso con una mayoría opositora, en América Latina y en el Perú siempre han significado crisis de la democracia e, incluso, la antesala de golpes y gobiernos autoritarios.

Todo parece indicar que tanto el pepekausismo como el fujimorismo sintieron la pegada de los malos resultados del primer año de gestión. De una u otra manera, el movimiento naranja no puede escapar del balance de la gestión democrática en este periodo, sobre todo considerando que las amenazas antisistema estuvieron presentes en las elecciones del 2006, del 2011 y del 2016.

Es posible entonces que el Gabinete de los tecnócratas haya aprendido que no se puede gobernar en contra de una mayoría legislativa, creyendo que una alianza con una coalición mediática —en vez de las necesarias alianzas políticas— resolverá el problema de la gobernabilidad en democracia. En este contexto parece improbable que la administración PPK vuelva a nombrar a un ministro como Jaime Saavedra —más allá de sus méritos tecnocráticos—, una especie de némesis del movimiento naranja, algo que puede ser interpretado como un grito de guerra contra la mayoría legislativa. Si las cosas son así, el consejero extremista del antifujimorista radical ha perdido su razón de ser en el gobierno.

Igualmente el hecho de que varios arietes del fujimorismo sigan lanzando flechas contra el Ejecutivo, mientras se producen reuniones de los representantes de los dos poderes, nos revela que uno de los resultados más importantes de la segunda cumbre entre PPK y Keiko Fujimori quizá haya sido que en el Ejecutivo se ha entendido que el derecho del fujimorismo a liderar la oposición no tiene por qué bloquear los espacios de las convergencias y los entendimientos. Otra razón para ir despidiendo a todos los sectores de extremismo antifujimorista que siguen medrando dentro del Estado.

En todo caso, frente a cualquier duda de que esté surgiendo una nueva lógica entre oficialismo y oposición, allí están las cinco iniciativas legislativas presentadas por el Ejecutivo el 28 de julio y que, según Zavala y Luz Salgado, fueron coordinadas en la segunda cumbre entre PPK y Keiko. En cualquier circunstancia, si las cosas avanzan en ese sentido hay mucho que celebrar.

La inexperiencia política del gabinete de los tecnócratas posibilitó que el consejo del extremista antifujimorista tuviese cierta audiencia durante el primer año de administración pepekausa. Y de pronto, la disyuntiva de una vacancia presidencial o de una disolución del Legislativo se dibujó adrede como una posibilidad. Sin embargo la realidad comienza a imponer sus fueros.

A lo mejor sin darnos cuenta —no obstante el deterioro de la clase política por el caso Lava Jato, los casos de corrupción y el descrédito general de las instituciones y el sistema político— el propio desarrollo de la democracia, el propio ejercicio del poder dividido, nos está permitiendo aprender prácticas políticas que confirman que cuando las democracias siguen envejeciendo la política florece y las instituciones se vuelven cada vez más fuertes.

 

Víctor Andrés Ponce

 
Víctor Andrés Ponce
02 de agosto del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

La guerra ideológica que se pierde

Columna del Director

La guerra ideológica que se pierde

El avance del antisistema en medio de la polarización   ...

20 de octubre
Avanza el colectivismo antisistema

Columna del Director

Avanza el colectivismo antisistema

La polarización política entre Ejecutivo y Legislativo q...

18 de octubre
El establishment que se resiste

Columna del Director

El establishment que se resiste

Reflexiones sobre la gobernabilidad en el Perú En el Per&uacut...

16 de octubre

COMENTARIOS