Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

Encuesta y pinceladas del debate

Encuesta y pinceladas del debate
Víctor Andrés Ponce
23 de mayo del 2016

El fujimorismo logró comunicar más mensajes

El primer debate entre los dos candidatos de la segunda vuelta se inició minutos después de conocerse la encuesta de Ipsos: Keiko Fujimori le había sacado cinco puntos de ventaja a PKK, no obstante que el fujimorismo había padecido una de las contra campañas mediáticas más virulentas de las últimas elecciones nacionales. La conclusión era simple: Keiko ya gozaba del efecto teflón. Es más, el teflón se había engrosado considerablemente, sobre todo considerando la intención artera de vincularla con el lavado de activos, sin ninguna prueba.

Iniciado el debate, para los lectores de la gestualidad algo de los resultados de Ipsos se notaba se notaba en los rostros de los candidatos. Si bien en el cruce verbal es difícil sostener que uno de los candidatos ganó, porque no hubo superioridad de propuestas ni un gesto dramático a favor o en contra, es más que evidente que el fujimorismo llegó a la polémica con objetivos absolutamente claros. Al final de la jornada, se puede afirmar que la candidata naranja logró que su mensaje pasara.

Durante todo el debate, Keiko Fujimori insistió en que su candidatura representaba a los de abajo, a las provincias aisladas, a los sectores excluidos y a las regiones y gobiernos locales maltratados por el centralismo. La audacia fujimorista no tuvo límites e, incluso, desarrollaron las mismas críticas de la izquierda en contra del MEF. En cada oportunidad posible la candidata naranja subrayó su compromiso con los de abajo y, de pronto, otra vez el tufillo anti establishment que intenta representar el fujimorismo. Keiko entonces llegó al debate con una estrategia clara.

Ante la ofensiva naranja, PPK siempre retrucó con argumentos técnicos y apropiados, sin embargo el mensaje pepekausista no pasaba. La estrategia de representar el humor antifujimorista no era suficiente. Y poco a poco PPK comenzó a ser arrinconado, mientras se notaba que le faltaba voluntad, alma, ganas de ser jefe de Estado.

Una de las cosas que llamó la atención en Keiko es la decisión de confrontar y polarizar. ¿No le convenía aparecer convocando los consensos luego de la encuesta de Ipsos y del derrumbe de la estrategia de demolición en su contra? Quizá pudo levantar banderas blancas y ganar mucho más.

Luego de la encuesta de Ipsos y el debate, el desarrollo de la campaña electoral vuelve a focalizarse en las estrategias, propuestas y gestos de los candidatos. La idea de una campaña que enfrenta a un bloque mediático contra un candidato parece una página que se volteará.

En este escenario es indudable que Keiko sí tiene una estrategia, en tanto que PPK solo parece cabalgar en la debilitada ola antifujimorista y el respaldo mediático. En el fujimorismo se han propuesto, principalmente, representar a los sectores D y E de Lima, el norte y el oriente, y ganar a los del sur. De allí la insistencia en el tufillo anti establishment de la candidatura naranja. Todo indica que seguirán en esa ruta hasta el 5 de junio.

Ahora bien, no solo se trata de humor anti establishment, sino que la presencia de Hernando de Soto en el fujimorismo le agrega algo más: impulso anti establishment promercado. Es decir, una crítica al sistema desde el propio mercado. Y semejante posicionamiento también posibilita un discurso para los sectores medios del país.

En este torbellino de cosas, el estado mayor del pepekausismo necesita con urgencia reajustar la estrategia para las próximas dos semanas. Comprarse el libreto antifujimorista de la izquierda y de un sector de medios es camino seguro a la derrota. PPK necesita comunicar un mensaje en el que demuestre por qué los electores deben votar por él, más allá de las desgastadas monsergas del antifujimorismo que ya empiezan a aburrir.

Víctor Andrés Ponce

 
Víctor Andrés Ponce
23 de mayo del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

Encapsular el escándalo Lava Jato

Columna del Director

Encapsular el escándalo Lava Jato

Las ondas expansivas del caso Lava Jato siguen dilatándose y, d...

24 de noviembre
¿Triunfa el antifujimorismo?

Columna del Director

¿Triunfa el antifujimorismo?

En esta columna no participamos de la simplicidad con que el antifujim...

22 de noviembre
Empate entre fujimoristas y antifujimoristas

Columna del Director

Empate entre fujimoristas y antifujimoristas

El blitzkrieg fujimorista que enfrenta a todas las baterías ant...

20 de noviembre

COMENTARIOS