Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

El terremoto de anular un indulto

Anotaciones sobre la peligrosa coyuntura

El terremoto de anular un indulto
Víctor Andrés Ponce
05 de octubre del 2018

 

 

Una de las consecuencias de la anulación que ha hecho el Poder Judicial del indulto otorgado por Kuczynski a Alberto Fujimori será que el factor de la victimización volverá a ser parte de la identidad del espacio fujimorista, hoy ancho y ajeno entre keikistas y albertistas. Quizá consciente de esta posibilidad, un sector mediático antifujimorista haya salido a culpar a Keiko Fujimori, con las hipótesis más delirantes de la anulación del indulto, y a levantar la imagen de Kenji. Más allá de cualquier especulación, el hecho es que el fujimorismo vuelve a victimizarse con el regreso de Alberto a prisión. Y vale recordar que Fuerza Popular se gestó y se encumbró cuando, paradójicamente, el patriarca estaba recluido, y que comenzó a debilitarse en extremo cuando el ex jefe de Estado salió en libertad.

Y es que en la base de esta victimización está un acto extremadamente inhumano: pretender que un anciano de 80 años, gravemente enfermo, muera en prisión. Como si no hubiese pasado casi un siglo de la muerte de Leguía, víctima de una venganza de civilistas que lo condenó a morir, incluso, sin atención médica. Quizá entonces lo que está a punto de surgir es un proceso inevitable de convergencia entre los fujimoristas alrededor de una estrategia común para liberar al líder y al padre, más allá de los éxitos y fracasos de la iniciativa. Tal como lo demuestra el apoyo de Keiko al proyecto de ley para que los ancianos de 80 años purguen sus respectivas penas con arresto domiciliario.

Sin embargo, algo que particularmente me ha dejado anonadado es el odio y la crueldad de los llamados sectores caviares (agrupados en conocidas ONG de izquierda) con sus adversarios. En las reacciones primarias de estos sectores —que camuflan con leyendas sobre Derechos Humanos y autorías mediatas— se reeditan las peores tradiciones políticas, que vienen desde la Colonia, aquellas que buscaban achicharrar al adversario en las hogueras de la Inquisición, judicializar a los rivales y hacer que expiraran en la cárcel. Esta reflexión no es gratuita. De una u otra manera estos sectores hoy tienen influencias decisivas en el Poder Judicial y desarrollan una de las campañas más feroces, en base a leyendas y mentiras, para remover a Pedro Chávarry de la Fiscalía de la Nación, solo porque no lo controlan.

De otro lado vale anotar que la anulación del indulto a Fujimori no solo tendrá efectos en el fujimorismo, sino también en el curso de la democracia en general. El Perú seguirá polarizándose y se jalonearán las relaciones Ejecutivo-Legislativo, sobre todo porque los círculos marxistas que rodean a Vizcarra están —como lo señala el profesor Hugo Neira— en la búsqueda de su autócrata y de su propio 5 de abril.

Es lamentable que la renuncia de Kuczynski y el ascenso al poder del presidente Vizcarra no haya desencadenado un nuevo pacto político que logre superar la polarización fujimorismo versus antifujimorismo que envilece la democracia y amenaza con tragarse las libertades desde dos décadas atrás. Hoy Vizcarra ataca al Congreso y la Fiscalía. En el Ministerio Público se recuerda al jefe de Estado que hay techo de vidrio. En el Congreso algunas guardan sencillo para entregar el próximo vuelto. Y en medio de esta desinstitucionalización, se anula el indulto a Fujimori para que el bosque vuelva a arder.

¿Cómo hemos llegado a esto? Es evidente que la principal responsabilidad está en Fuerza Popular por su condición de mayoría legislativa. No hay dudas. Pero luego de que el Congreso se hundiera en la desaprobación y que Vizcarra ganara largamente con la coyuntura del referéndum, cualquier demócrata hubiese enrumbado el curso institucional hacia espacios de pactos y acuerdos. Sin embargo, los marxistas que rodean y aconsejan a Vizcarra, en realidad, nunca creyeron en la democracia y la economía de mercado, y hoy sienten que pueden asaltar el poder sin haber ganado una elección y forzando la Constitución.

 

Víctor Andrés Ponce
05 de octubre del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

La República sigue respirando

Columna del Director

La República sigue respirando

  No obstante el proyecto cesarista que impulsan el presidente M...

18 de octubre
El descabezamiento de Fuerza Popular

Columna del Director

El descabezamiento de Fuerza Popular

  Si no estuviésemos en la democracia peruana, que avanza...

17 de octubre
La “democracia plebiscitaria” aplasta a la política

Columna del Director

La “democracia plebiscitaria” aplasta a la política

  La suma de yerros políticos de Fuerza Popular no solo e...

15 de octubre

COMENTARIOS