Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

El sueño dinástico de Kenji

Las estrategias de poder del menor de los Fujimori

El sueño dinástico de Kenji
Víctor Andrés Ponce
27 de septiembre del 2017

Las estrategias de poder del menor de los Fujimori

El asunto de Kenji ha llegado a límites inimaginables. Quizá desde la época colonial en que las disputas de virreyes y noblezas tenían que ver con el ADN y la genética, nunca el poder ha aparecido tan vinculado con asuntos de dinastías y derechos familiares. El menor de los Fujimori, en todos los aspectos, se ha puesto en la orilla contraria de su organización, Fuerza Popular, sin embargo considera que el apellido lo vuelve un inimputable en política. En cualquier organización del planeta Kenji ya no estaría en el partido que desafía y provoca todos los días.

Sin embargo lo peor de todo es la manera cómo el menor de los Fujimori elabora su defensa, señalando que los personajes que pretenden sancionarlo deberían irse del fujimorismo porque utilizaron el rostro de su padre en la pasada campaña electoral y luego no lo visitaron en prisión. Es decir, en Fuerza Popular existe una nobleza, el apellido Fujimori, y se le debe rendir tributo obligado. Lo más dramático de este razonamiento es que convoca la atención y el aplauso de la platea antifujimorista, y de una coalición de medios que cada día parece más desesperada ante el endurecimiento de Fuerza Popular.

En cualquier caso, la manera como Kenji plantea sus diferencias establecen una disyuntiva insalvable: o Fuerza Popular es un movimiento dinástico o avanza a convertirse en una entidad colectiva e institucionalizada. Si Kenji tiene razón, entonces el indulto de Alberto Fujimori abre una disputa entre los herederos del rey. Si el movimiento naranja no es una dinastía, Kenji debería ser expulsado al término de la distancia. Punto. De lo contrario empezará el desgrane.

Más allá de los histrionismos de visitar Palacio o estrechar la mano de los carceleros de su padre, lo más terrible de la lógica de Kenji es que, finalmente, termina bloqueando o retrasando el urgente indulto del ex presidente Fujimori. El motivo: las pretensiones de Kenji solo resucitan los odios y los temores del antifujimorismo acerca de que Alberto Fujimori en libertad volverá a operar políticamente. Si no es así, ¿cómo podría ganar el menor de los Fujimori en Fuerza Popular? Las afirmaciones de Kenji en el sentido de que existen sectores fuerzapopularistas que temen el indulto, porque perderían poder, solo abona a favor de las tesis extremistas que se oponen a la libertad del ex jefe de Estado.

Para cualquier demócrata que observa a los partidos y movimientos como procesos colectivos que buscan reemplazar a los antiguos príncipes de la nobleza en la intermediación entre el Estado y la sociedad, la conducta de Kenji es inaceptable ideológicamente desde cualquier punto de vista. Un político que reclama su lugar porque es hijo de papá, en cualquier espacio ilustrado simplemente causa animadversión.

De una u otra forma, Fuerza Popular está enfrentando las encrucijadas que alguna vez debieron sortear las derechas españolas y chilenas para superar las herencias autoritarias del franquismo y el pinochetismo, respectivamente. Al distanciarse del legado autoritario, sin necesidad de renegar de él, las derechas mencionadas, casi por inercia física, se vieron obligadas a virar hacia posiciones claramente promercado y liberales, y a recoger las mejores tradiciones de organización partidaria de las democracias.

Y aunque parezca mentira, el Perú necesita que el legado fujimorista se transforme en una organización partidaria que represente a los sectores emergentes para detener la amenaza del antisistema. De allí la enorme paradoja de que el antifujimorismo y Kenji confluyan en la intención —hasta ahora fracasada— de fracturar Fuerza Popular.

 

Víctor Andrés Ponce

 
Víctor Andrés Ponce
27 de septiembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Con adelanto electoral, pierde el fujimorismo

Columna del Director

Con adelanto electoral, pierde el fujimorismo

  A estas alturas parece inevitable una renuncia o una vacancia ...

15 de diciembre
El necesario reajuste fujimorista

Columna del Director

El necesario reajuste fujimorista

No me cabe la menor duda de que el fujimorismo se impondrá al e...

13 de diciembre
La hora del pacto Keiko-PPK

Columna del Director

La hora del pacto Keiko-PPK

  A veces cuando más negra es la noche, más cerca ...

11 de diciembre

COMENTARIOS